NINOS MIGRANTES

El 25% de los niños de NYC enfrentan inseguridad alimentaria: City Harvest

Las familias con niños pequeños, las familias inmigrantes y las familias dirigidas por madres solteras son las más afectadas.

Telemundo

Un informe de la organización City Harvest, que ayuda a alimentar cada año a casi 1.2 millones de neoyorquinos mediante la donación de alimentos, encontró que las tasas de hambre infantil en la Ciudad de Nueva York siguen siendo mucho más altas que antes de la pandemia de COVID pese a que la economía comienza a recuperarse. 

En comparación con los niveles previos a la pandemia, aproximadamente un 55 % más de niños de Nueva York pasan hambre en la actualidad, y uno de cada cuatro niños “no sabe de dónde vendrá su próxima comida”, según un informe divulgado el lunes.

El problema empeorará durante las próximas vacaciones de verano cuando muchos niños de ingresos bajos no tendrán acceso a las comidas escolares gratuitas de las que dependen.

Las despensas y cocinas de la organización sin fines de lucro centrada atendieron a aproximadamente 339,000 niños en febrero de 2020, justo antes de que la pandemia azotara a la Gran Manzana. En mayo de 2021, esa cifra se duplicó a aproximadamente 778.000 niños, según el informe. Mientras tanto, a fines del año pasado y principios de este año, los puestos de avanzada de City Harvest seguían atendiendo a alrededor de 525,000 niños cada mes, un aumento del 55% con respecto a los niveles previos a la pandemia.

Durante todo el año, 7 694 000 niños frecuentaron las cocinas y despensas de City Harvest en 2021, un 96 % más que en 2019, cuando los sitios de la organización atendían a 3 919 000 niños.

En general, la inseguridad alimentaria entre los niños aumentó en un 46 % en la ciudad de Nueva York durante la pandemia, señaló el informe, que cita datos de un análisis de Feeding America.

El informe de la organización usa datos de un estudio del Centro para el Estudio de la Salud de los Asiáticos Estadounidenses de la NYU que descubrió que la inseguridad alimentaria era la principal preocupación de los neoyorquinos asiático-estadounidenses durante la pandemia de COVID-19.

“El hambre infantil, en particular, era un problema enorme en la ciudad incluso antes de la pandemia, pero el COVID-19 y la consiguiente crisis económica hicieron que la situación fuera aún más grave para cientos de miles de familias de la Ciudad de Nueva York y sus hijos”, se lee en el reporte. 

“Las familias con niños pequeños, las familias inmigrantes y las familias dirigidas por madres solteras, corren el mayor riesgo de caer en la inseguridad alimentaria. La crisis de la COVID-19 exacerbó esas tendencias preexistentes”, añade. 

City Harvest actualmente se asocia con más de 400 despensas y cocinas en toda la ciudad, según su sitio web.

City Harvest, que rescata alimentos nutritivos de restaurantes y supermercados y los entrega a las personas necesitadas, está en camino de proporcionar 100 millones de libras de alimentos en 2022, nuevamente casi el doble de su desempeño previo a la pandemia.

La inflación también ha agregado una nueva carga a las familias pobres que luchan por llegar a fin de mes, especialmente porque los programas de estímulo del gobierno se han eliminado gradualmente en la era de la pandemia.

Un estudio reciente realizado por City Harvest encontró que el 88% de los usuarios de despensas de alimentos esperan que el aumento de los precios los obligue a buscar más ayuda en los próximos meses.

Aquí puedes leer el informe completo. 

Contáctanos