Legislatura de Nueva Jersey

Dueños de casa en NJ se beneficiarán de mayores subvenciones fiscales tras acuerdo de la Legislatura

Los dueños de casa de bajos ingresos y de ingresos moderados tendrán acceso a descuentos tributarios más generosos.

Telemundo

Los beneficios del programa Homestead Benefit ahora podrán beneficiarse de descuentos tributarios más generosos tras un acuerdo presupuestario estatal anunciado el lunes.

El estado calcula los descuentos con base en los registros de propiedad de 2006, pero el nuevo acuerdo requiere que en su lugar se usen los datos 2017, la información de pago más reciente que está disponible. El cambio aumentará el beneficio promedio en $145 para los propietarios de viviendas de bajos ingresos y $130 para los propietarios de viviendas de la tercera edad y discapacitados.

El gobernador Phil Murphy y los líderes legislativos demócratas anunciaron el lunes que habían acordado "medidas clave de alivio fiscal y de impuestos a la propiedad para la clase media" por un total de alrededor de $ 444 millones. Alrededor de $ 85 millones de ese total va más allá de lo que Murphy había propuesto en el plan que sometió en febrero, principalmente para la actualización de beneficios de vivienda.

El programa Homestead Benefit proporciona una desgravación fiscal a la propiedad a las familias de bajos ingresos. Para la mayoría de los propietarios de viviendas, el beneficio se distribuye a su municipio en forma de crédito, lo que reduce los impuestos a la propiedad.

“Con cada presupuesto que he presentado, hemos brindado un mayor alivio a quienes más lo necesitan, a través de nuestra expansión continua del crédito tributario por ingresos del trabajo, el establecimiento y expansión de un crédito tributario por cuidado de niños y dependientes, mayor alivio tributario para los veteranos, devoluciones de impuestos a la clase media, y ahora la expansión del beneficio de la propiedad familiar, que se había retrasado mucho tiempo, para garantizar que el alivio refleje la realidad”, dijo Murphy tras anunciar el cuerdo. 

El presupuesto también incluirá devoluciones de impuestos de hasta $ 500 para hogares con ingresos de hasta $ 150,000, como se acordó el otoño pasado cuando los legisladores aprobaron el ansiado aumento de impuestos sobre la renta a los más ricos del estado. Esos cheques comenzarán a enviarse el 1 de julio.

Los legisladores acordaron un artículo en la propuesta de presupuesto de Murphy que ampliaría el crédito estatal para el cuidado de niños y dependientes, promulgado en 2018, para ponerlo a disposición de las familias que ganan hasta $ 150,000. El cambio agregaría 80,000 familias más y aumentaría el crédito para los beneficiarios con ingresos inferiores a $ 30,000 a $ 277. El crédito también sería reembolsable, por lo que si el crédito es mayor que el impuesto que debe alguien, se le reembolsará la diferencia.

Murphy y los legisladores también acordaron expandir el crédito tributario por ingresos del trabajo, incluso más allá de lo que propuso el gobernador en su plan presupuestario inicial. Murphy había sugerido agregar al programa 70,000 personas mayores sin dependientes, y ahora la expansión también incluirá 20,000 personas entre las edades de 18 y 21 años. El costo de la expansión adicional es de aproximadamente $ 5 millones en ingresos no percibidos.

El estado también renunciará a unos $ 15 millones en ingresos al implementar la expansión de la deducción del impuesto a la propiedad para veteranos, según lo aprobado por los votantes en noviembre pasado.

El estado está en condiciones de aumentar el gasto en la fecha límite del presupuesto debido a una ganancia inesperada en los ingresos.

Se espera que el superávit del estado al final del año fiscal actual a finales de este mes supere los $ 10 mil millones, impulsado por recaudaciones de impuestos mejores de lo esperado durante la recuperación económica y aproximadamente $ 4,3 mil millones de préstamos de emergencia autorizados el otoño pasado cuando los ingresos parecían precarios.

El presupuesto estatal de 2022 estima que alrededor de 488,000 personas recibirán créditos de beneficios de vivienda en el próximo año, incluidos 364,000 propietarios de viviendas mayores y discapacitados con ingresos inferiores a $ 150 000 y 124 000 propietarios de viviendas no mayores con ingresos inferiores a $ 75 000.

Los umbrales de ingresos para obtener el beneficio se redujeron en 2009 y no se han ajustado desde entonces, empujando a más y más personas fuera del programa a medida que sus ingresos crecen con la inflación. En el pico del programa en 2007, más de 2,5 millones de hogares obtuvieron beneficios, un total que se ha reducido en alrededor del 80%.

Contáctanos