enfermedad venerea

Donovanosis, la enfermedad venérea que devora la piel de los genitales

Además de los genitales, la donovanosis también puede aparecer en los labios, las encías, las mejillas y la garganta.

Telemundo

Un nuevo informe de los CDC muestra que los casos notificados de enfermedades de transmisión sexual alcanzaron un máximo histórico por sexto año consecutivo.
Las cifras más recientes corresponden al 2019 y se notificaron más de 2.5 millones de casos de clamidia, gonorrea y sífilis. El aumento más pronunciado se registró en los casos de sífilis entre los recién nacidos, que casi se cuadriplicó entre 2015 y 2019.

Los CDC señalan que la donovanosis, también llamada Granuloma inguinal, es una enfermedad causada por la bacteria Klebsiella granulomatis. Mientras que en los Estados Unidos los casos son extremadamente raros, en India, Sudáfrica y América del Sur se registran con más frecuencia. 

Sin embargo, la enfermedad de transmisión sexual estaría extendiéndose por el Reino Unido, según un informe divulgado en 2018.

Los casos de donovanosis, que causa llagas gruesas que dañan el tejido genital, han estado aumentando de forma constante en el Reino Unido. Los funcionarios de salud informaron 30 casos en 2019, pero más infecciones podrían representar un riesgo para la salud pública. 

La enfermedad en general se transmite a través de relaciones sexuales sin protección, pero en casos raros, se puede transmitir a través del contacto piel con piel en actos no sexuales y a los bebés recién nacidos a través de sus madres.

Los CDC indican que el padecimiento era endémico en Australia, pero con más frecuencia se están registrando casos en otros países. Clínicamente, la enfermedad se caracteriza por lesiones ulcerativas indoloras que se van agrandando lentamente. También pueden aparecer granulomas subcutáneos. Las lesiones son de aspecto rojo carnoso y pueden sangrar. 

La infección extragenital puede ocurrir con la extensión de la infección a la pelvis o puede diseminarse a los órganos intraabdominales, los huesos o la boca, advierten los CDC. Las lesiones también pueden desarrollar una infección bacteriana secundaria y pueden coexistir con otros patógenos de transmisión sexual.

Además de los genitales, la donovanosis también puede aparecer en los labios, las encías, las mejillas y la garganta, y también puede causar cicatrices permanentes e hinchazón genital irreversible. 

Según los CDC, el problema y mayor preocupación es que la enfermedad en general no se diagnostica adecuadamente en las etapas tempranas y cualquier contacto con la bacteria puede ocasionar la aparición de los síntomas en una a 12 semanas.

Además, hasta ahora se han detectado cuatro tipos de donovanosis. El primero y más común se denomina ulcerogranulomatoso, y se caracteriza por generar úlceras rojas carnosas que sangran cuando se tocan. El segundo tipo se conoce como hipertrófico, y se presenta como una úlcera con un borde irregular elevado.

El tercer tipo es necrótico, y causa una úlcera de olor desagradable que conduce a la destrucción del tejido. El último es una infección esclerótica que se identifica por tejido cicatricial.