centros de detención

Demanda: ICE encarceló a menor del Bronx en centro para adultos ‘porque aparentaba más edad’

"Solo, confundido, privado del acceso más básico a la justicia y los servicios, Amadou sufrió angustia emocional severa, depresión, ansiedad y miedo", afirma la demanda. "Todo lo cual continúa hoy".

Telemundo

Agentes de ICE están acusado de encarcelar en una instalación para adultos a un adolescente de 17 años, que huyó de la persecución policial en Guinea, en violación de la política del departamento y sus derechos civiles. Según una demanda, los oficiales asumieron que el menor era un adulto basándose en la apariencia de su rostro. 

Amadou Barry, que ahora tiene 21 años y vive en El Bronx, está demandando a la agencia federal por los cuatro meses que pasó en un centro de detención en Texas, periodo durante el cual intentó convencer a los funcionarios de que su certificado de nacimiento era real, según la denuncia presentada en la corte federal de Manhattan el martes.

"Solo, confundido, privado del acceso más básico a la justicia y los servicios, Amadou sufrió angustia emocional severa, depresión, ansiedad y miedo", afirma la demanda. "Todo lo cual continúa hoy".

El viaje de Barry al Bronx comenzó en 2016, cuando tenía 16 años. Vino a la Gran Manzana huyendo de la Policía de Guinea, que lo arrestó y golpeó por su participación en un partido político minoritario, según la demanda.

El adolescente huyó de su casa y se unió a un grupo que se dirigía a través de Sudamérica a los Estados Unidos, donde esperaba ser acogido por un primo que vivía en Nueva York, dice la demanda.

El viaje de meses incluyó el paso por Panamá, donde Barry mintió sobre su edad, afirmando tener 25 años, esto para evitar la separación de su grupo y una posible deportación como menor, según la denuncia.

Pero esa decisión pronto le pasaría la factura después de que los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza lo detuvieran en Hidalgo, Texas, el 17 de octubre de 2017, indica la demanda.

Los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza se negaron a creer que Barry era menor de edad, incluso después de que presentó una copia escaneada de su certificado de nacimiento. el adolescente aparentaba más edad, desde la perspectiva de los agentes, quienes decidieron detenerlo en un centro para adultos. 

"El sujeto tiene todas las características físicas de un adulto maduro", escribió un oficial en un informe. "El hombre parece tener una estructura facial completamente madura".

Barry fue llevado al día siguiente al centro de detención de Port Isabel, un centro de detención para adultos administrado por ICE en Texas, según la demanda. Allí permaneció cuatro meses.

Múltiples informes han encontrado que ICE con frecuencia rompe sus propias reglas, que exigen la liberación de menores de la detención migratoria "sin demoras innecesarias", al detenerlos en instalaciones para adultos.

Un análisis del Departamento de Seguridad Nacional de 2009 encontró que los coordinadores de campo juveniles, encargados de supervisar el manejo de ICE de los detenidos jóvenes, encontraron niños extraviados en instalaciones de ICE para adultos con una frecuencia de hasta tres veces por semana.

La demanda señala que "ICE nunca ha establecido un sistema para rastrear la ubicación errónea de niños en instalaciones para adultos".

El Departamento de Seguridad Nacional no ha respondido a la demanda, pero ICE le dijo a la ACLU en junio que detiene a adolescentes solo en raras ocasiones, “cuando se considera que representan una amenaza significativa para la seguridad pública".

La abogada de inmigración Samantha Ratcliffe impugnó esta caracterización de la política de ICE hacia los adolescentes.

"Es como un agujero negro", dijo Ratcliffe. "Pero es simplemente horrible, y nadie sabe realmente qué está sucediendo".

Barry pasaría los próximos cuatro meses tratando de convencer a los funcionarios de ICE de que era un adolescente, sometiéndose a exámenes dentales poco confiables y a cuatro audiencias de inmigración, según la demanda.

Durante este tiempo, Barry no fue separado de los hombres mayores, algunos de los cuales fueron detenidos debido a una conducta criminal. Tampoco pudo contactar a su primo, un abogado o un terapeuta, según la demanda.

"Amadou lloraba con frecuencia", indican los documentos de la corte. "Por la noche, a menudo no podía dormir".

La Embajada de Guinea verificó su fecha de nacimiento en febrero de 2018 y su reclamo se consideró creíble, afirma la demanda. Pero Barry siguió detenido un mes más.

La agencia de inmigración está obligada a liberar sin demora a los niños detenidos que no están acusados ​​de un delito y entregarlos a familiares o patrocinadores, según un acuerdo de resolución de 1997.

Finalmente, el 23 de mayo de 2018, Barry fue liberado de una instalación de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados en Chicago al cuidado de su primo, sostiene la demanda.

Contáctanos