Nueva York

Demanda busca poner fin al acoso contra mujeres que ingresan a Planned Parenthood en NYC

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, presentó el lunes una demanda federal contra dos manifestantes por presuntamente bloquear en repetidas ocasiones el acceso al Centro de Salud de Manhattan de Planned Parenthood of Greater New York, (PPGNY, por sus siglas en inglés).

NUEVA YORK – La fiscal general de Nueva York, Letitia James, presentó el lunes una demanda federal contra dos manifestantes por presuntamente bloquear en repetidas ocasiones el acceso al Centro de Salud de Manhattan de Planned Parenthood of Greater New York, (PPGNY, por sus siglas en inglés).

La fiscal señaló que las dos personas al parecer también amenazaban con violencia y otras conductas intimidatorias y disruptivas a quienes ingresaran al lugar. Esto, dice ella, generaba un riesgo directo para la salud y seguridad de los pacientes y personal.

Esta es la más reciente acción legal de James en su lucha para garantizar que la atención de la salud reproductiva de las mujeres no sea reprimida ni violada de ninguna manera.

“Durante casi 50 años, Roe v. Wade ha dejado en claro el derecho de las mujeres a controlar sus propios cuerpos”, dijo el Fiscal General James. “A pesar de las claras protecciones de la ley, estas personas utilizaron tácticas violentas e ilegales para acosar, amenazar e impedir que las mujeres ingresaran a Planned Parenthood. Permítanme ser muy clara: ninguna persona, ninguna empresa ni ningún organismo gubernamental tiene el derecho de negar o limitar el acceso de una mujer a un aborto, y continuaré haciendo todo lo que esté en mi poder legal para apoyar los derechos reproductivos de las mujeres".

Según la demanda, los dos manifestantes, Beatty y Chavannes, presuntamente intentaron en numerosas ocasiones durante el 2020 impedir el acceso de las personas a los servicios de salud reproductiva a través de contacto físico no deseado, abuso verbal y amenazas de daño.

La demanda sostiene que durante el primer pico de la pandemia de COVID-19 en la Ciudad de Nueva York, los demandados al parecen amenazaron con el virus a los que llegaban al centro. Ambos presuntamente pusieron en riesgo a los pacientes, el personal y los acompañantes al negarse a cumplir las normas de bioseguridad relacionadas al COVID-19 y al acosar a las personas.

En última instancia, los manifestantes, dice la demanda, supuestamente obligaron a los pacientes y al personal a elegir entre obtener y proporcionar atención de salud reproductiva o protegerse de la exposición al virus, el más reciente suceso ocurrió en enero.

Beatty y Chavannes también habrían organizado en el verano de 2020 una protesta contra el aborto frente al Manhattan Health Center de PPGNY, donde habría agredido tanto física y verbalmente a varios voluntarios y miembros del personal del centro de salud. Beatty se ve en un video golpeando la mano de un miembro del personal del centro de salud con una puerta y además se vio empujando a un paciente voluntario que intentaba ingresar a la instalación, entre otros compartamientos.

La demanda busca prohibir que los acusados, así como a cualquier persona que actúe con ellos, puedan participar en actividades de protesta dentro de un área de 18 pies por 30 pies de las instalaciones del Centro de Salud de Manhattan de Planned Parenthood de la Ciudad de Nueva York. Además, busca detener el uso de amenazas, intimidación o tácticas físicas para interferir con las personas que buscan servicios de salud reproductiva en el centro de salud.

Contáctanos