uso de drogas

DEA: alarma en el uso de drogas; NY tuvo un aumento del 214% en las incautaciones de metanfetamina

Aunque ensombrecido por las muertes relacionadas con COVID-19, las sobredosis mortales de drogas continúan aumentando, según la DEA.

DEA Drug Seizures
DEA

Lo que debes saber

  • Cantidades alarmantes de metanfetamina y fentanilo fueron incautadas en Nueva York durante el 2020, confirmaron las autoridades, mucho más que el año anterior.
  • Nueva York ha visto un aumento del 214% en la metanfetamina y un aumento del 59% en las incautaciones de fentanilo en comparación con el año anterior, según la División de Nueva York de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos, (DEA, por sus siglas en inglés).
  • Ambas drogas son peligrosas y potentes y producidas en masa por cárteles. Son las dos principales contribuyentes a las muertes por sobredosis en los EE. UU. entre mayo de 2019 y mayo de 2020.

NUEVA YORK - El año pasado se incautaron cantidades alarmantes de metanfetamina y fentanilo en Nueva York, lo que refleja una tendencia inquietante que se ha visto ensombrecida en parte por las muertes relacionadas con el COVID-19, señalaron las autoridades.

Nueva York registró un aumento del 214% en las incautaciones de metanfetamina y un aumento del 59% en las incautaciones de fentanilo en 2020 en comparación con el año anterior, según la División de Nueva York de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos, (DEA, por sus siglas en inglés).

Según la DEA, la alarma es doble: primero, los picos muestran una tendencia alarmante en el consumo de drogas callejeras. En segundo lugar, las cantidades son muy preocupantes, considerando que la metanfetamina y el fentanilo son peligrosas y potentes y son producidos en masa por cárteles. Fueron las dos drogas principales contribuyentes cuando se trata de muertes por sobredosis en los Estados Unidos entre mayo de 2019 y mayo de 2020, según la Red de Alerta de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“El mes pasado, la Red de Alerta de Salud de los CDC emitió una advertencia de que las muertes por sobredosis de drogas aumentaron significativamente en los Estados Unidos, especialmente las muertes que involucran psicoestimulantes (metanfetamina) y opioides sintéticos (fentanilo)”, dijo el agente especial a cargo de la DEA, Ray Donovan. "Hubo un estimado de 81,000 muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos desde mayo de 2019 hasta mayo de 2020, lo que justifica la necesidad de alertar a los neoyorquinos de que las muertes por sobredosis de drogas acechan detrás de la crisis de salud pública causada por el COVID-19".

Según la División de Nueva York de la DEA, los agentes incautaron cerca de $ 170 millones de ingresos y activos de la droga, y más de $ 603 millones de dólares en drogas ilícitas. Sin embargo, de particular importancia es el aumento sin precedentes de las incautaciones de metanfetamina y fentanilo en Nueva York, que es paralelo a los datos de muerte por sobredosis de los CDC.

"Cuando los narcotraficantes introdujeron el fentanilo en el mercado de las drogas ilícitas, crearon un monstruo", dijo Donovan en un comunicado. “El fentanilo ha sido una molestia para la salud pública durante varios años y ha cobrado demasiadas vidas con demasiada frecuencia. Hemos visto fentanilo mezclado con heroína, cocaína, metanfetamina e incluso marihuana; y se estima que más del 60% de todas las muertes por sobredosis de drogas en la Ciudad de Nueva York involucran al fentanilo. Al igual que la metanfetamina, el fentanilo es producido en 'Super Labs' por organizaciones traficantes mexicanas, empaquetado y traído a través de la frontera para su distribución en todo el país".

Durante el año pasado, la DEA de Nueva York identificó que la pandemia de COVID-19 en curso ha tenido un impacto en las tácticas de producción, empaque, transporte, distribución y lavado de dinero de las operaciones de las organizaciones de tráfico de drogas.

Aunque la capacidad de los cárteles para transportar sus drogas a través de la frontera se interrumpió durante el COVID-19, se adaptaron. Durante ese tiempo, Nueva York supuestamente vio a los narcotraficantes usar los servicios de correo para enviar cargas más pequeñas y frecuentes de drogas altamente potentes como el fentanilo a las redes criminales en Nueva York, mientras que también procesaban el fentanilo en forma de píldoras para facilitar el transporte.

Además, aunque Nueva York no ha sido un mercado importante de metanfetamina en el pasado, el aumento de las incautaciones supuestamente muestra que los cárteles continúan empujándolo hacia el noreste. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. informó que las incautaciones de metanfetamina aumentaron un 27% desde el año fiscal 2019 hasta 2020 en la frontera suroeste.

Además de un aumento en el tráfico de drogas, la DEA de Nueva York informa que también hubo un aumento significativo del 137% de las armas incautadas como parte de las investigaciones de 2019 a 2020.

Según Donovan, la clave para reducir el uso de drogas no es solo a través de la aplicación de la ley, sino también a informar al público de los peligros asociados con el uso de drogas.

"Además de la aplicación de la ley, es un momento para aumentar la conciencia pública sobre los peligros de las drogas callejeras de alta potencia que causan sobredosis y muertes relacionadas con las drogas", dijo Donovan.

Contáctanos