aniversario 9/11

De Blasio y Hochul afirman que no existen ‘amenazas específicas y creíbles’ ante el vigésimo aniversario del 9/11

El NYPD y la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo continúan monitoreando cualquier amenaza contra la ciudad.

Getty Images

El alcalde Bill de Blasio dijo el martes que la ciudad "no tiene amenazas específicas y creíbles" tras la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y la proximidad del vigésimo aniversario del 11 de septiembre.

El NYPD y la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo continúan monitoreando cualquier amenaza contra la ciudad, y habrá más información disponible sobre los preparativos de seguridad a medidas que se aproxima el aniversario, informó el alcalde durante su conferencia de prensa matutina.

"Somos muy conscientes de que el vigésimo aniversario de ese horrible día, el 11 de septiembre, se acerca pronto, y el Departamento de Policía de Nueva York se ha estado preparando intensamente y estamos trabajando con todos nuestros socios en la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo", expresó De Blasio. 

“Lo más importante es que no hay amenazas específicas y creíbles dirigidas a la ciudad de Nueva York en este momento”, agregó.

El lunes, Estados Unidos puso fin a 20 años de guerra en Afganistán, el conflicto militar más largo en la historia de la nación.

La gobernadora Kathy Hochul, quien estuvo en el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes durante su tiempo en el cuerpo legislativo, también indicó que no existen amenazas creíbles contra el estado o la ciudad en torno al aniversario del 11 de septiembre.

"Nos aseguraremos de que nuestra seguridad se refuerce en todas nuestras ubicaciones vulnerables", dijo durante una aparición el jueves en NY1.

Ambos funcionarios han expresado su disposición a aceptar refugiados. Las estimaciones sitúan el número de afganos que huyeron del país en 100.000.

El martes, el alcalde dijo que la Oficina de Manejo de Emergencias de la ciudad estaba trabajando con funcionarios estatales y federales para establecer un edificio en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy para procesar a los refugiados en caso de que fuera necesario, pero que las decisiones clave se dejarían en manos del Gobierno federal.

“Daremos una bienvenida a quienes necesiten nuestro apoyo y asumimos que será así en todo el país”, dijo De Blasio. "Todo el país trabajará en conjunto con la coordinación del gobierno federal para asegurar que ... muchos lugares diferentes participen por el bien de todos".

Contáctanos