inmigración en Nueva York

‘DACA me cambió la vida’: Joven mexicano rememora en pie de lucha una década del sueño

Luis recuerda que gracias al programa pudo viajar a México para estar al lado de sus abuelos durante sus últimos días de vida. 

Telemundo

Luis Rey Ramírez recuerda que fue el 5 de abril de 2013 cuando un aviso de USCIS le informó que su solicitud para beneficiarse del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia había sido aprobada. 

Eso fue solo un año después de que el expresidente Barack Obama implementara DACA, que permitió a cientos de miles de jóvenes inmigrantes indocumentados que se criaron en gran parte en los Estados Unidos la posibilidad de postularse para trabajar y estudiar en el país sin temor a la deportación. 

Para Luis, de raíces mexicanas y residente de la Ciudad de Nueva York, DACA fue la llave que le permitió abrir las puertas que habían estado cerradas para él debido a su estatus migratorio. No solo tuvo acceso a educación universitaria y al empleo de sus sueños, el alivio migratorio también le permitió reencontrarse con su seres amados tras 15 años de separación. 

Luis recuerda que gracias al programa pudo viajar a México para estar al lado de sus abuelos durante sus últimos días de vida. 

"Como beneficiario de DACA he podido hacer cosas que antes solo podía soñar", expresó Luis durante una entrevista telefónica. 

Ramírez obtuvo una maestría en Administración Pública y trabajó para el gobierno del estado y de la Ciudad de Nueva York con el gran objetivo de ayudar a las comunidades de inmigrantes a obtener los servicios que una vez le fueron negados a él. 

Sin embargo, una década después de que DACA se implementara, el destino del alivio migratorio es profundamente incierto tras numerosos desafíos judiciales y años de inacción legislativa. Eso también significa incertidumbre para jóvenes profesionales como Luis y otros llamados soñadores, así como para una generación más joven de inmigrantes que no pueden acceder a los beneficios en absoluto.

En julio pasado, el juez de distrito de los Estados Unidos en Texas, Andrew Hanen, impidió que se emitieran nuevas solicitudes para el programa, lo que dejó a unos 80,000 jóvenes inmigrantes en un limbo. 

Está previsto que la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos escuche los argumentos orales de ese caso el próximo mes. El litigio inició en 2018 cuando un grupo de estados liderados por republicanos cuestionaron el programa. 

Y en el Congreso, la incapacidad de los legisladores durante años para encontrar una solución legislativa permanente para los soñadores parece poco probable que cambie a medida que se acercan las elecciones de medio término y aumentan las tensiones sobre la inmigración y la seguridad fronteriza.

DACA, ENTRE LA ESPERANZA Y LAS CORTES

El gobierno de Obama inició el programa DACA el 15 de junio de 2012 para proteger a los jóvenes inmigrantes que fueron traídos al país sin elección. En la década siguiente, más de 800.000 jóvenes obtuvieron el alivio migratorio. 

Pero el programa, creado por el poder ejecutivo, no por el Congreso, siempre ha sido controvertido y precario. En 2017, el expresidente Donald Trump prometió poner fin al alivio, al calificarlo de un enfoque de “amnistía primero” para la política de inmigración. El exmandatario instó entonces una solución legislativa.

El intento de Trump forzó un ajuste en el Congreso, y los legisladores finalmente consideraron un acuerdo que protegería a los soñadores a cambio de mayor seguridad fronteriza. Pero el acuerdo se estancó y las luchas partidistas sobre la inmigración y el muro fronterizo de Trump finalmente provocaron el cierre del gobierno.

Luego, en 2020, la Corte Suprema falló en contra de la rescisión de Trump, dejando así las protecciones de DACA en su lugar, aunque un memorando posterior del entonces secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, intentó frenar la emisión de DACA a nuevos solicitantes. 

Antes un panorama desalentador, Luis y otros jóvenes en su situación se preguntan dónde están todas las promesas que se hicieron en el Congreso a las comunidades de inmigrantes cuando después de un año de gobierno de Biden, se han deportado y expulsado del país a más de 1.8 millones de personas, contrario a lo que defendió cuando presentó su candidatura.

"Creo que es muy importante compartir nuestras historias para que el público vea que estas leyes sí han cambiado la vida de la gente y que es para algo mejor. Sabemos que la lucha es más grande que DACA. Seguiremos luchando para poder vivir sin miedo", expresó Luis. 

"Seguiremos luchando para poder vivir sin miedo", agregó. 

Los defensores de los inmigrantes tenían esperanzas después de la toma de posesión en enero de 2021 del presidente Joe Biden, quien había hecho campaña sobre una política de inmigración humana que prometió sería diferente a la de Trump. Pero sus esfuerzos para deshacer las acciones de inmigración de la era Trump se han visto obstaculizados repetidamente en los tribunales.

La decisión judicial de julio de 2021 que bloqueó las nuevas solicitudes fue un revés para muchos inmigrantes, en particular para las personas que no habían podido solicitar DACA bajo la era de Trump. La administración de Biden ha prometido una acción regulatoria para fortalecer y preservar DACA, pero aún está por llegar una regla final.

Mientras tanto, la presión sobre el Congreso para encontrar una solución legislativa solo se ha vuelto más fuerte. A fines de 2021, los demócratas intentaron brindar un camino a la ciudadanía para millones de inmigrantes indocumentados a través de la reconciliación presupuestaria, pero ese plan se vio obstaculizado por problemas parlamentarios y la oposición de los moderados.

Para los legisladores que buscan una nueva política de inmigración, muchos de los cuales ni siquiera estaban en el Congreso cuando se creó inicialmente DACA, la marca de 10 años es un dolorosa recordatorio de que las profundas divisiones sobre la inmigración han obstaculizado la protección de un grupo de inmigrantes con un amplio apoyo entre los estadounidenses.

Pero con las elecciones intermedias acercándose, la esperanza de una solución legislativa sobre DACA este año es cada vez más tenue. A principios de 2021, la Cámara aprobó una legislación que permite a los soñadores solicitar la ciudadanía, pero el proyecto de ley no ha sido considerado en el Senado.

Actualmente se están llevando a cabo conversaciones bipartidistas sobre inmigración, y DACA es parte de esas conversaciones, pero hasta ahora no existe un progreso definitivo.

Los republicanos tienen poco interés en comprometerse con los demócratas en los proyectos de ley de inmigración. Incluso, los republicanos que apoyaron proyectos de ley para brindar alivio a los Dreamers en el pasado, fustigan las propuestas de Biden en medio de una migración históricamente alta en la frontera entre Estados Unidos y México.

MILES DE JÓVENES CON UN FUTURO INCIERTO ENTRE LAS MANOS

Mientras el Congreso sigue paralizado por la política de inmigración, los defensores de los inmigrantes esperan con nerviosismo el resultado del caso de DACA en el 5.º Circuito. Pero para las personas que alcanzaron la mayoría de edad después de que se impidieron las nuevas aplicaciones del programa, el daño ya está hecho.

El programa ya no está disponible para cientos de jóvenes. Para calificar, los jóvenes indocumentados tenían que haber llegado al país antes del 15 de junio de 2007. Este será el primer año en que una abrumadora mayoría de los aproximadamente 100,000 graduados de secundaria indocumentados no obtengan las protecciones de DACA, según FWD.us, un grupo progresista de cabildeo sobre inmigración.

En un análisis de 2017 de la población de DACA, el Instituto de Política Migratoria encontró que los beneficiarios de DACA tenían casi la misma probabilidad que los adultos estadounidenses en el grupo de edad de 15 a 32 años de estar matriculados en la universidad: 18 por ciento y 20 por ciento respectivamente.

Además, el 40 por ciento de los beneficiarios estaban matriculados en educación secundaria, pero no en la universidad, y el 20 por ciento todavía estaba en la escuela secundaria.

Contáctanos