Cuomo Bajo la Lupa

Nadler y Ocasio-Cortez entre los congresistas que piden la renuncia de Cuomo quien podría enfrentarse a un juicio político

La representante Ocasio-Cortez es la última en sumarse a los llamados de renuncia en contra del gobernador. 

Telemundo

Lo que debes saber

  • El control del poder del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, parece cada vez más amenazado, ya que la mayoría de los legisladores estatales piden su renuncia y la Policía dijo que estaba lista para investigar una de las acusaciones contra el mandatario.
  • Cuomo niega que haya tocado a nadie de manera inapropiada y pide al público esperar a los resultados de la investigación. 
  • Al menos 132 miembros de la Asamblea y el Senado del estado han dicho públicamente que creen que Cuomo ya no puede gobernar y debería dejar el cargo ahora.

NUEVA YORK - Al menos media docena de representantes de Nueva York ahora piden la renuncia del gobernador Andrew Cuomo un día después de que los demócratas estatales iniciaran una investigación de juicio político y la Policía en la capital del estado dijo que estaba lista para investigar la más reciente acusación.

Cuomo, quien enfrenta un aislamiento político sin precedentes, insistió el viernes en que no renunciaría a raíz de las acusaciones de acoso sexual y condenó a la coalición expansiva de demócratas que pedían su renuncia como "imprudente y peligrosa".

Para finales del viernes, el gobernador demócrata había perdido el apoyo de casi toda la delegación del Congreso de su estado. Ninguna de las deserciones duele más que las de los dos senadores estadounidenses de Nueva York, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, y la senadora Kirsten Gillibrand.

“Debido a las múltiples acusaciones creíbles de acoso sexual y mala conducta, está claro que el gobernador Cuomo ha perdido la confianza de sus socios gobernantes y del pueblo de Nueva York”, escribieron los senadores demócratas en un comunicado conjunto. "El gobernador Cuomo debería dimitir".

Horas antes de la declaración, Cuomo, uno de los principales críticos de la respuesta a la pandemia de coronavirus del expresidente Donald Trump, evocó al republicano al defenderse de la "cultura de la cancelación".

"No voy a dimitir”, dijo Cuomo durante una llamada telefónica por la tarde con los reporteros. “No hice lo que se alea. Punto.”

Una gran parte de los congresistas demócratas de Nueva York en el Congreso se unieron temprano este viernes a la lista de legisladores que piden la renuncia del gobernador tras una serie de acusaciones en contra de Cuomo. Estos representantes incluyen a Jerry Nadler, Alexandria Ocasio-Cortez, Carolyn Maloney, Jamaal Bowman, Adriano Espaillat, Yvette Clark, Nydia Velázquez, Mondaire Jones, Grace Meng, Anthony Delgado, Brian Higgins, Sean Maloney y Paul Tonko. Ellos se suman a la petición de la representante Kathleen Rice, que ya había pedido su renuncia.

Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, dijo que apoyaba investigaciones exhaustivas y completas por parte de la oficina de la fiscal general del estado "antes de que lleguemos a un juicio sobre su responsabilidad por cualquier presunto acto criminal".

"Pero hay una diferencia entre las investigaciones formales que pueden terminar en cargos y una cuestión de confianza en nuestro liderazgo político", agregó Nadler.

"No hice lo que se alegó, punto", dijo Cuomo horas después en una llamada de prensa vespertina. Repitiendo su negativa a renunciar, Cuomo dijo que los votantes de Nueva York conocen la diferencia entre "inclinarse ante la cancelación de la cultura y la verdad".

"No voy a discutir este tema en la prensa, no es así como se hace", dijo antes de apuntar a quienes piden su destitución. "Los políticos que no conocen un solo hecho pero forman una conclusión y una opinión son, en mi opinión, imprudentes y peligrosos".

Los legisladores que anteriormente habían eludido un llamamiento rotundo a la renuncia y en cambio defendieron la investigación independiente de la fiscal general del estado dicen que han escuchado lo suficiente, incluido el alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio.

"El gobernador y su equipo han estado tratando de encubrir la verdad. Hemos recibido informe tras informe de esfuerzos decididos para encubrir los hechos que el público merece", dijo de Blasio el viernes. "El gobernador debe renunciar, ya no puede hacer el trabajo".

La presión en torno la dimisión del demócrata creció un día después de que el Times Union de Albany reportara el caso de una asistente, no identificada, que había afirmado que Cuomo supuestamente metió su mano debajo de su camisa y la acarició en la residencia oficial del gobernador a finales del año pasado.

La mujer no ha presentado una denuncia penal, pero un abogado del gobernador señaló el jueves que el estado había informado de la acusación al Departamento de Policía de Albany después de que la mujer involucrada se negó a hacerlo ella misma.

"En este caso, la persona está representada por un abogado y cuando el abogado confirmó que el cliente no quería hacer un informe, el Estado notificó al Departamento de Policía y les dio la información del abogado", dijo Beth Garvey, la abogada interina del gobernador.

Un portavoz del Departamento de Policía de Albany, Steve Smith, no respondió de inmediato a un mensaje de The Associated Press, pero le dijo a The New York Times que la Policía se había puesto en contacto con un representante de la mujer.

La posible participación del departamento de policías llega cuando más legisladores han pedido a Cuomo que renunciara por su presunta mala conducta con las mujeres y las acusaciones de que su administración ocultó cuántos residentes de hogares de ancianos murieron de COVID-19.

Al menos 132 miembros de la Asamblea y el Senado estatal han dicho públicamente que creen que Cuomo debería dejar el cargo ahora. El recuento incluye 69 demócratas y 63 republicanos.

Hasta el viernes por la mañana, había suficientes legisladores que pedían la renuncia de Cuomo para también acusarlo y condenarlo, en caso de que todos los que piden la renuncia del gobernador también estén dispuestos a destituirlo en un juicio.

El principal demócrata de la Asamblea estatal, el presidente Carl Heastie, respaldó el jueves un plan para que su comité judicial inicie una investigación de juicio político.

El comité puede entrevistar a testigos y documentos de citación y su investigación podría ser de amplio alcance: desde presunta conducta sexual inapropiada hasta brotes de COVID-19 en hogares de ancianos. No interferirá con una investigación separada de las acusaciones de acoso sexual que está llevando a cabo la fiscal general estatal Letitia James, según Heastie y James.

"La legislatura debe determinar por sí misma cuáles son los hechos", dijo un miembro del comité, el asambleísta Tom Abinanti. "Para las personas que quieren un juicio político inmediato, creo que les pedimos que tengan paciencia. El proceso es lento. Esto podría ser el siguiente paso".

En Nueva York, la Asamblea es la cámara legislativa que podría actuar para acusar a Cuomo, quien enfrenta múltiples acusaciones en referencia a que hacía el lugar de trabajo un sitio incómodo para las mujeres jóvenes al presuntamente realizar comentarios y tener comportamientos que insinuaban a algo sexual, que incluían supuestas caricias y besos no deseados. Una asistente afirmó que las asistentes del gobernador la difamaron públicamente después de que ella lo acusó de acoso sexual.

"Todos estamos extremadamente decepcionados", dijo a The Associated Press la asambleísta Aileen Gunther, una demócrata que representa a los condados de Orange y Sullivan. "Creo que no hay lugar en el mundo en este momento para ese tipo de comportamiento. Debió haber sabido mejor".

Gunther se convirtió el jueves en la noveno demócrata de la Asamblea que dijo que votaría por el juicio político, junto con al menos 37 republicanos.

El apoyo de Cuomo en el Senado estatal fue especialmente escaso. Aproximadamente dos tercios de sus miembros han pedido la renuncia del demócrata, incluida la líder de la mayoría Andrea Stewart-Cousins.

Un grupo de 59 demócratas, incluidos 19 senadores y 40 miembros de la Asamblea, dijo en una carta el jueves que es hora de que Cuomo se vaya.

"A la luz de la admisión del gobernador de un comportamiento inapropiado y los hallazgos de datos alterados sobre las muertes de COVID-19 en hogares de ancianos, ha perdido la confianza del público y la legislatura estatal, lo que lo ha vuelto ineficaz en este momento de necesidad más urgente", dice la carta. "Es hora de que el gobernador Cuomo renuncie".

Cuomo ha dicho repetidamente que no renunciará e instó al público a esperar el resultado de la investigación de la fiscal general.

Cuando se le pidió un comentario el jueves, la oficina de Cuomo remitió a los periodistas a declaraciones anteriores en las que el gobernador negó haber tocado a alguien de manera inapropiada, pero se disculpó por algunos comentarios que hizo a las exempleadas. Dijo que estaba tratando de participar en bromas divertidas y no había tenido la intención de incomodar a la gente.

En la acusación más reciente contra Cuomo, el Times Union de Albany informó que el gobernador había convocado a la asistente a su mansión de Albany, diciendo que necesitaba ayuda con su teléfono celular. Después de su llegada, Cuomo habría cerrado la puerta y supuestamente metió la mano debajo de su camisa y la acarició, informó el periódico.

El informe del periódico se basó en una fuente no identificada con conocimiento de la acusación de la mujer, quien dijo que ella le contó la historia por primera vez a alguien del personal de Cuomo en los últimos días. El periódico no había hablado con la mujer y no la identificó.

"Nunca he hecho algo como esto", dijo Cuomo a través de un portavoz el miércoles por la noche.

Según el relato de Times Union, uno de los supervisores de la mujer le contó a un abogado de la oficina del gobernador sobre su relato el lunes. El informe a la Policía de Albany se hizo el miércoles, después de que el periódico publicara su historia.

Los investigadores federales también están analizando cuántos residentes de hogares de ancianos han muerto a causa del COVID-19. El gobernador y sus asistentes argumentaron durante meses que no podía dar a conocer las cifras completas de las muertes porque aún no había verificado los datos.

La Asamblea estatal tiene 150 miembros. Podría convocar un juicio político contra Cuomo con una mayoría simple de votos. El Senado estatal, que se uniría a los miembros de la principal corte de apelaciones del estado para llevar a cabo un juicio político, tiene 63 miembros.

Parte de este artículo fue traducido de una nota original The Associated Press publicada este viernes. 

Contáctanos