Reapertura económica

Cuomo afirma que NYC aún no alcanza métricas de reapertura, pero De Blasio revela plan para iniciar el proceso

La Ciudad de Nueva York no ha cumplido con dos de los siete puntos requeridos por el estado.

Telemundo

Aunque el gobernador Andrew Cuomo ha dicho que se enfoca en la reapertura de la Gran Manzana, el jueves durante su sesión informativa diaria fue enfático al precisar que la urbe sigue sin alcanzar las siete métricas requeridas para iniciar la primera fase de la reapertura. 

Incluso cuando las regiones del norte del estado avanzan hacia la segunda fase del reinicio de sus economías tras más de dos meses de cierre, la Ciudad de Nueva York parece estar avanzando a paso más lento a medida que el alcalde Bill de Blasio traza el plan de reactivación económica. 

"No hay reglas diferentes. Quiero poder decirle a todos los neoyorquinos: 'Creo que es seguro reabrir para mis hijos, creo que es seguro para sus hijos'", dijo el gobernador. "No cambiamos lo que es seguro de un lugar a otro".

Las métricas que requieren la reapertura de cada una de las 10 regiones económicas del estado incluyen la reducción de las tasas de infección y de hospitalización de COVID-19, además de garantizar la suficiente capacidad de prueba y rastreo.

"Si miras la curva en este momento, ves que nuestros números están bajando", dijo Cuomo. El mandatario advirtió que la Ciudad de Nueva York tendrá los mismos estándares que las regiones del norte del estado.

"No voy a abrir ninguna región que no creo que sea segura y que tengamos estándares diferentes en todo el país", dijo Cuomo. "Se podría discutir si deberíamos tener diferentes estándares de seguridad en esta nación".

La última actualización de métricas publicada por el estado para la situación de las diferentes regiones el martes mostró que la ciudad de Nueva York no ha cumplido con dos de los siete puntos de referencia: mantener el 30% de las camas de hospital disponibles para cualquier aumento potencial en pacientes con COVID-19 y armar un cuerpo de rastreo de contactos de 30 por cada 100,000 habitantes.

Sin embargo, Cuomo dejó entrever que reabrir la ciudad es una de sus prioridades. 

"Nos vamos a centrar en la reapertura de la ciudad de Nueva York", dijo el mandatario tras su reunión con el presidente Donald Trump.

De Blasio, por su lado, detalló el jueves el plan de la Fase I. El mandatario estima que hasta 400,000 personas (200,000 como mínimo) volverán a trabajar a medida que se reanuden las operaciones de construcción y venta al por mayor, además de que las tiendas de muebles y ropa podrán abrir en función del espacio en la acera. La MTA aumentó el servicio de metro y ferrocarril para acomodar a más pasajeros. 

Las empresas de la ciudad de Nueva York que vuelven a abrir en la Fase I deben hacerlo de conformidad con el protocolo de distanciamiento físico y limitar la ocupación al 50 por ciento, dijo De Blasio. Deben proporcionar a los empleados el equipo de protección personal adecuado y requieren cubiertas faciales si no se puede mantener una distancia de 6 pies para las funciones centrales del trabajo. Las congregaciones tendrán que ser de tamaño limitado y tener lugar en áreas bien ventiladas, dijo De Blasio. También emitió una advertencia: cualquier negocio que se vuelva a abrir antes de ser elegible según las pautas estatales "enfrentará las consecuencias".

Tanto Cuomo como el alcalde Bill de Blasio han dicho que la Ciudad de Nueva York está en camino de reabrir en la primera o segunda semana de junio, todo depende de si se cumplen las siete métricas. 

De Blasio dijo el miércoles que la ciudad se "acerca cada día" a ese punto. En preparación para la Fase I, su equipo evalúa las necesidades de las empresas que podrán abrir en ese punto y estudia los patrones de tránsito para garantizar la seguridad pública una vez más las personas comiencen a regresar al trabajo. 

Contáctanos