Cierres por coronavirus

Cuomo advierte que propagación acelerada de cepa británica llevaría a nuevo cierre económico

El mandatario enfatizó que un aumento de hospitalizaciones a la vez que persiste la escasez de personal médico llevaría al estado a otro cierre total en el futuro cercano.

Telemundo

El gobernador Andrew Cuomo advirtió el jueves que la nueva y hasta 70% más contagiosa cepa de coronavirus, que se descubrió por primera vez en el Reino Unido, podría llevar a Nueva York a otro cierre económico si se propaga sin control y debilita el sistema de hospitales del estado. 

Hasta ahora, Nueva York ha informado solo un caso de Covid-19 con la nueva variante, conocida como B.1.1.7, pero es probable que haya más casos que no se han detectado, dijo Cuomo. 

Si bien se cree que la variante es más transmisible que las cepas anteriores del virus, no parece enfermar más a los pacientes ni aumentar su riesgo de muerte, según los funcionarios de salud.

Pero una cepa más transmisible sigue siendo preocupante debido a que tiene el potencial de infectar a más personas, señaló Cuomo durante una conferencia telefónica con los periodistas. 

Eso generará más hospitalizaciones en un momento en que todas las instalaciones de Nueva York enfrentan una escasez de trabajadores de la salud, en especial de personal de enfermería, enfatizó el gobernador.

La protección de los sistemas de salud de Nueva York ha sido una prioridad para el mandatario, quien advirtió que podría haber otro cierre económico en el horizonte cercano si aumenta la tasa de hospitalización del estado. 

En la actualidad hay más de 8.600 personas hospitalizadas con Covid-19 en Nueva York, la mayor cantidad desde principios de mayo del año pasado, según datos del COVID Tracking Project, dirigido por periodistas de The Atlantic.

"Superó todo en tres semanas en el Reino Unido”, dijo Cuomo. "Si la propagación del Reino Unido llega a ser similar en Nueva York, eso significa que la tasa de hospitalización aumentará a la vez que hay escasez de personal. Entonces tendremos un problema real y estaremos en el cierre de nuevo".

Tres estados, Texas, Connecticut y Pensilvania, anunciaron el jueves que identificaron sus primeros casos de Covid-19 con la variante B.1.1.7, sumándose así a Nueva York, California, Florida, Georgia y Colorado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijeron que hasta el jueves hay al menos 52 casos con el virus mutado confirmado en Estados Unidos. Sin embargo, los CDC advierten que sus números "no representan el número total de casos que pueden estar circulando en los Estados Unidos" y pueden no coincidir con las cifras informadas por los funcionarios locales.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, estableció una serie de nuevas restricciones en Inglaterra el lunes para evitar abrumar el sistema de salud del país. 

Johnson dijo que los expertos médicos creen que la cepa mutada es entre un 50% y un 70% más contagiosa.

Los virus mutan constantemente y se espera que evolucionen, pero la variante del Reino Unido presenta un número inusualmente grande de mutaciones, lo que le ha permitido propagarse con más facilidad y rapidez, según los CDC. 

La buena noticia: los cambios no parecen hacer que las vacunas Covid-19 existentes sean menos efectivas, dijo la agencia. Eso, en parte, es la razón por la que Cuomo ha presionado a los hospitales para que vacunen más rápido a sus trabajadores de la salud, indicó.

Cuomo advirtió el lunes que los hospitales podrían recibir una multa de hasta $ 100,000 si no administran la vacuna para fines de esta semana. Si bien algunos hospitales han mostrado mejoras, otros aún están rezagados, indicó el jueves.

El estado tiene unos 2 millones de trabajadores de la salud,pero hasta ahora, solo han recibido la vacuna de Pfizer y Moderna alrededor de 900,000, expresó Cuomo. En las últimas semanas, Nueva York ha visto una aceleración en la cantidad de dosis que puede administrar, aumentando a más de 50,000 por día. 

El estado intenta inmunizar a su primer grupo prioritario de trabajadores de la salud antes de pasar a otros trabajadores esenciales y personas vulnerables, como maestros, oficiales de policía y personas mayores de 75 años.

“Se debe vacunar a los trabajadores de la salud, porque si enferman y no se presentan al trabajo, entonces la escasez de personal será el factor limitante en la capacidad de los hospitales. Eso agotará la capacidad de los hospitales como ocurrió en California, como ocurrió en Reino Unido y en Italia”, dijo Cuomo. "Y luego el cierre será inminente".

Contáctanos