madre acusada de asesinato

Corte: Madre mata a su bebé “pues el asesinato sería el último de sus pecados”

“No mostró ningún remordimiento y declaró que no cambiaría ninguno de los eventos que rodearon el asesinato”, escribió un detective en la denuncia.

Telemundo

Una vecina de Nueva Jersey le contó a TELEMUNDO62 que habría escuchado a la madre de la niña gritar durante el supuesto asesinato la semana pasada.

Kristhie I. Alcázar, de 26 años y acusada de matar a su hija de 5 meses, admitió el crimen y dijo que apuñaló a su bebé para "cumplir con el último de sus pecados, el asesinato", escribieron los investigadores en documentos judiciales.

La mujer, quien no mostró remordimiento, está acusada de asesinato y un delito de posesión de arma relacionado por los cuchillos de cocina que supuestamente usó para apuñalar a la niña en el corazón en su apartamento de Penns Grove el viernes por la noche.

La policía que respondió a una llamada al 911 en la residencia en Penns Grove Gardens encontró a Alcázar discutiendo con otra persona, cuya identidad no fue revelada, y a la bebé muerta por aparentes heridas de arma blanca. El padre de la menor no estaba en casa durante el crimen.

Alcázar, durante una entrevista posterior con los detectives, recordó haber apuñalado a su hija para cumplir el último de sus pecados, escribió un investigador en la denuncia en su contra.

“[Alcázar] no mostró ningún remordimiento y declaró que no cambiaría ninguno de los eventos que rodearon el asesinato”, escribió un detective en la denuncia. 

La mujer también dijo que estaba "sana de mente y cuerpo" y que no estaba bajo la influencia de drogas o alcohol.

Kevin Walker, el primer asistente del defensor público en el condado de Salem, que representa a la acusada, no hizo comentarios justo antes de la primera aparición de su cliente en el Tribunal Superior al mediodía del lunes.

Durante la audiencia, a través de Zoom, la Oficina del Fiscal del Condado de Salem dijo que buscarán detener a la mujer en espera de juicio, y el juez programó una audiencia de detención para el jueves.

Alcázar, que apareció desde una cabina de la cárcel del condado de Salem, habló muy poco durante la audiencia, solo respondió algunas preguntas de rutina de Walker.

La oficina del fiscal de Salem se negó a comentar sobre las acusaciones en los documentos judiciales.

“Esta es una pérdida trágica para la familia y nuestra comunidad”, dijo Richard Rivera, director de policía de Penns Grove. "Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados por esto".

Alcázar no tiene antecedentes penales, según muestran los registros de la corte estatal. Sus únicas apariciones enumeradas en la corte son por infracciones de tránsito.