Mascarillas contra el Coronavirus

Confiscan en Queens más de un millón de mascarillas N95 falsas

Las fuerzas del orden rastrearon el lote de equipo falso al investigar una queja sobre la inflación de precios. 

Telemundo

Las fuerzas del orden confiscaron más de 1.7 millones de mascarillas N95 falsificadas de un almacén de Long Island City, en lo que se cree que es la mayor incautación de equipo de protección falso desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

Zhi Zeng, de 33 años, enfrenta un delito grave de falsificación de marca registrada después de que una pista llevó a los agentes de la ley a un almacén "sucio y polvoriento" en la avenida 51 repleto de cajas de mascarillas falsas, dijo la fiscal de distrito de Queens, Melinda Katz, en una conferencia de prensa el jueves.

"Creemos que esta es una de las mayores incautaciones de mascarillas falsificadas desde que comenzó la pandemia el año pasado", dijo Katz a los periodistas.

Dentro del almacén de dos pisos, las autoridades también encontraron cientos de miles de botellas de desinfectante de manos de marca, paquetes de toallitas desinfectantes, mascarillas para niños, mascarillas de construcción y batas protectoras. Los investigadores todavía están trabajando para verificar la autenticidad de esos artículos.

Zeng, un residente de Dyker Heights, Brooklyn, estaba dentro del almacén cuando ocurrió la redada. Si es declarado culpable, enfrenta hasta 15 años de prisión.

"Vivimos en una pandemia horrible con más de 450.000 estadounidenses muertos por COVID-19", dijo Katz en un comunicado. "Este acusado habría vendido falsas esperanzas y seguridad y estaba dispuesto a vender más de estas mascarillas falsificadas a quien pagara su precio".

La Oficina del Fiscal de Distrito de Queens comenzó a investigar la operación de falsificación después de recibir un aviso sobre mascarillas  N95 que se vendían en el almacén entre $ 2.95 y $ 3.25 la pieza,  mucho más que el precio minorista sugerido de $ 1.27.

Las mascarillas imitaban casi con exactitud el empaque y la marca de las mascarillas N95 fabricados por 3M, un distribuidor líder, pero la compañía los identificó como falsos gracias a sus números de lote falsos.

"3M está combatiendo enérgicamente la falsificación de nuestros productos críticos que necesitan los trabajadores de atención médica y de primera línea durante la pandemia", dijo la compañía en un comunicado.

La máscara N95, considerada el estándar de oro para proteger a las personas contra el COVID-19, ha tenido una gran demanda durante la pandemia, lo que ha inspirado el surgimiento de operaciones masivas de imitación a medida que los suministros se agotaban.

No está claro qué nivel de protección brindan las máscaras falsificadas incautadas en Long Island City, si es que brindan alguno, dijo Katz a los periodistas.

Los expertos ahora analizan qué tan protectoras son estas mascarillas, un asunto de importancia para el cuidado de la salud y otros trabajadores de primera línea que pueden haber confiado en los farsantes para mantenerse a salvo en la pandemia.

Un sistema de salud, que las autoridades se negaron a nombrar, gastó $ 700,000 para comprar 200,000 de las mascarillas falsificadas.

Las autoridades se negaron a responder una pregunta sobre si alguna instalación de la ciudad de Nueva York se vio afectada y dijeron que todavía están trabajando para identificar y notificar a las instalaciones médicas que compraron las falsificaciones.

Katz enfatizó que la investigación de su oficina sobre las falsificaciones, a la que se refirió como una "operación sofisticada", continúa.

Contáctanos