CORONAVIRUS EN NY

Concejo de NYC presenta paquete de ayuda que también beneficia a indocumentados

Los caseros que acosen a un inquilino en función de su condición de persona afectada por COVID-19, incluso si es un trabajador esencial o porque fue despedido, enfrentaría  una multa civil de $ 2,000 a $ 10,000.

Telemundo

El Concejo Municipal de la Ciudad de Nueva York presentó el miércoles un paquete legislativo a causa del COVID-19, el cual contempla alivio para pequeñas empresas e inquilinos, esto sin importar su estatus migratorio. 

El paquete incluye un proyecto de ley que extiende el plazo que tienen los inquilinos afectados por la crisis de salud para pagar el alquiler y las deudas atrasadas, así como nuevas protecciones contra el acoso tanto para individuos como para dueños de pequeñas empresas.

También se propone una "Declaración de Derechos de los Trabajadores Esenciales de Nueva York", que exige primas para los empleados esenciales no asalariados en las grandes empresas, además de que prohíbe el despido de trabajadores esenciales sin causa justificada y exige una licencia por enfermedad remunerada para ciertos trabajadores. 

El paquete se presentó el miércoles durante la primera audiencia en línea del Concejo, que no sesiona desde el 13 de marzo. Los proyectos de ley serán analizados durante la próxima semana y medio. 

"Estos proyectos de ley brindan alivio donde más se necesita en este momento, incluida la protección de los inquilinos del desalojo", dijo el presidente del Concejo, Corey Johnson. "También estamos protegiendo a las pequeñas empresas y los trabajadores esenciales, que han sido muy afectados. Debemos seguir estos pasos para ayudar a garantizar que la ciudad de Nueva York siga siendo el lugar vibrante, diverso y emocionante que era antes de que COVID asolara nuestros vecindarios”. 

AQUÍ LAS LEYES MÁS IMPORTANTES QUE ANALIZA EL CONCEJO MUNICIPAL: 

PRIMAS PARA TRABAJADORES ESENCIALES

La medida requerirá que las grandes empresas paguen primas a ciertos trabajadores no asalariados, pero que son esenciales. El proyecto de ley requiere que las compañías con más de 100 empleados paguen $ 30 la hora a los trabajadores por un turno de menos de cuatro horas, $ 60 por un turno de cuatro a ocho horas y $ 75 por cualquier turno de más de ocho horas. La obligación finalizará cuando se levante el estado de emergencia.

PROTECCIÓN PARA TRABAJADORES ESENCIALES

El proyecto de ley prohibiría el despido de trabajadores esenciales sin causa justificada.

LICENCIA POR ENFERMEDAD PAGADA 

El Concejo considera extender la licencia por enfermedad remunerada a contratistas independientes, esto incluye aquellos que trabajan medio tiempo o como independientes. 

Los trabajadores independientes no fueron considerados en la ley de licencia por enfermedad pagada aprobada por la Legislatura del Estado de Nueva York. Este proyecto de ley cerraría ese vacío legal y ayudaría a que estos trabajadores de primera línea reciban licencia por enfermedad.

PROTECCIÓN PARA INQUILINOS Y DUEÑOS DE PEQUEÑOS NEGOCIOS

La medida impide que los alguaciles de la ciudad ejecuten desalojos y cobro de deudas tanto para inquilinos residenciales como para comerciales. Esto significa que esos inquilinos tendrían tiempo adicional para pagar el alquiler.

MULTAS A CASEROS POR ACOSO 

Los caseros que acosen a un inquilino en función de su condición de persona afectada por COVID-19, incluso si es un trabajador esencial o porque fue despedido, enfrentaría  una multa civil de $ 2,000 a $ 10,000.

REFUGIO SEGURO

El Gobierno neoyorquino brindaría a adultos sin hogar una habitación privada hasta el final de la pandemia a fin de reducir el riesgo de infección. En efecto, esto requeriría que la ciudad cierre los refugios de forma temporal y traslade a los residentes a hoteles u otras instalaciones con habitaciones privadas.

CALLES PARA PEATONES 

Se abrirán calles exclusivas para peatones y ciclistas durante la pandemia para permitir a los neoyorquinos más espacio para el distanciamiento social. 

PROTECCIÓN A DUEÑOS DE PEQUEÑOS NEGOCIOS

Amenazar a cualquier inquilino comercial basado en su condición de negocio afectado por el COVID-19 implicaría una multa civil de $ 10,000 a $ 50,000.

Contáctanos