CORONAVIRUS EN NY

Cocinas comunitarias y de despensa en peligro de cierre por demanda excesiva de alimentos

La demanda excesiva de alimentos de emergencia causó que el 32% de estos centros cerraran en las últimas semanas. 

Telemundo

La acelerada propagación del COVID-19 en la ciudad de Nueva York y la pérdida de empleos debido a la orden de cierre de negocios no esenciales llevó a los neoyorquinos a abarrotar las cocinas comunitarias y centros despensa, conocidos como food pantries and soup kitchens.

Sin embargo, la demanda excesiva de alimentos de emergencia causó que el 32% de estos centros cerraran en las últimas semanas, según la organización City Harvest, que administra varios de estos centros en los cinco condados. 

“En total, 69 de los programas comunitarios de alimentos que administra City Harvest ya han cerrado y aún más están en peligro de cerrar. Todos los días, los centros de despensa ayudan a comer a decenas de miles de personas (...) y ese número solo aumentará a medida que el desempleo se dispare como resultado del devastador impacto económico de la pandemia de COVID-19”, estimó Jilly Stephens, CEO de City Harvest.

“Es esta población cada vez más vulnerable la que sufrirá si se cierran más centros de despensa. Necesitamos fondos de emergencia ahora”, añadió en un comunicado de prensa. 

El Banco de Alimentos para la Ciudad de Nueva York, que suministra a más de 1,000 centros de despensas y cocinas comunitarias, informó la semana pasada que más de 118 puntos en su red se vieron obligados a suspender el servicio en días recientes. 

La administración del alcalde Bill de Blasio dijo que al menos 40 de los casi 600 centros que proveen servicio con fondos de la ciudad también han cerrado.

City Harvest y otras organizaciones piden la asignación de $ 25 millones en ayuda de emergencia en el próximo presupuesto del Estado de Nueva York, pues de esos fondos depende que las cocinas comunitarias sigan abasteciendo a las familias más afectadas por las crisis de salud. 

El presupuesto del Estado está bajo negociación y debe resolverse dentro de los próximos días con una fecha límite del 1 de abril, por ende, las organizaciones están presionando para evitar el colapso de sus centros de despensa.

“La situación de los centros de despensa en la ciudad de Nueva York es crítica (...) podríamos estar a solo unos días del colapso (...) Casi un tercio de los centros de despensa ya están cerradas y lo cierto es que muchos podrían cerrar esta semana sin ayuda. Necesitamos que Albany actúe para salvar el sistema”, clamó David Greenfield, CEO de Met Council, otra organización que provee ayuda alimentaria en la región. 

Aunado a la alta demanda de alimentos, los centros de despensa ahora también se enfrentan al incremento del costo de los alimentos.

Met Council en la actualidad presta servicios a 40 centros despensa en 149 sitios en toda la ciudad, esto significa un suministro de dos millones de libras de alimentos todos los días. Si bien la organización puede obtener alimentos, esta está pagando mucho más por ellos. 

Greenfield estima que la organización está pagando entre 30 y 200% más por productos como pollo y vegetales y hasta 180% más por huevos. 

El aumento de precios se debe a las “compras de pánico”, pues los consumidores están sobreabasteciéndose de productos básicos, lo que eleva el precio mayorista. Las grandes corporaciones, como Walmart y Costco pueden pagar el incremento de precio, pero no pequeñas organizaciones no lucrativas.

El presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, dijo esta semana que encontrar una solución al problema de la inseguridad alimentaria también debe ser la  "máxima prioridad" en medio de la crisis. 

Contáctanos