tom barrack

CNBC: acusan a Tom Barrack de ejercer presión sobre Trump en nombre de los Emiratos Árabes Unidos

Lo que debes saber

  • Thomas Barrack, un inversionista de capital privado, fue arrestado con otros dos hombres por cargos relacionados con presionar ilegalmente a el expresidente Donald Trump en nombre de los Emiratos Árabes Unidos, mientras Trump se postulaba y se desempeñaba como presidente.
  • Barrack fue presidente del fondo inaugural de Trump en 2017.
  • También es el fundador de la gran firma de capital privado Colony Capital.

NUEVA YORK - Thomas Barrack, un inversionista de capital privado que es amigo cercano del expresidente Donald Trump, fue arrestado el martes por la mañana en Los Ángeles por cargos federales de cabildeo ilegal de Trump en nombre de los Emiratos Árabes Unidos.

Barrack, de 74 años, quien recibió cargos con otros dos hombres en una acusación formal de siete cargos en la corte federal de Brooklyn, Nueva York, fue presidente del fondo inaugural de Trump en 2017.

El residente de Santa Mónica, California, está acusado, con los otros dos, de promover en secreto los intereses de los Emiratos Árabes Unidos bajo la dirección de altos funcionarios de ese país al influir en las posiciones de política exterior de la campaña de Trump de 2016, y luego en las posiciones de política exterior del Gobierno de Estados Unidos durante la presidencia de Trump hasta abril de 2018.

La acusación señaló que Barrack durante ese tiempo asesoró informalmente a los funcionarios estadounidenses sobre la política de Medio Oriente, y también buscó un nombramiento para un papel de alto nivel en el gobierno de los EEUU, incluso como enviado especial para el Medio Oriente.

Junto a Barrack también están acusados Matthew Grimes, de 27 años, de Aspen, Colorado, y un ciudadano de los Emiratos Árabes Unidos de 43 años, Rashid Sultan Rashid Al Malik Alshahhi. Barrack también está acusado de obstrucción a la justicia y de hacer múltiples declaraciones falsas durante una entrevista de junio de 2019 con agentes federales de aplicación de la ley.

Grimes, quien había trabajado en la firma de capital privado fundada por Barrack, Colony Capital, fue arrestado en California el martes.

"En múltiples ocasiones, Barrack se refirió a [Al Malik] como el 'arma secreta' de los Emiratos Árabes Unidos para avanzar en su agenda de política exterior en los Estados Unidos", dijo el Departamento de Justicia en un comunicado de prensa.

"Los acusados capitalizaron repetidamente las amistades de Barrack y el acceso a un candidato que finalmente fue elegido presidente, a funcionarios gubernamentales y de campaña de alto rango, y a los medios estadounidenses para promover los objetivos políticos de un gobierno extranjero sin revelar sus verdaderas lealtades", dijo el asistente interino fiscal general Mark Lesko de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

"La conducta alegada en la acusación es nada menos que una traición a esos funcionarios en los Estados Unidos, incluido el expresidente", dijo Lesko en un comunicado.

Los fiscales que solicitaron en un memorando la detención de Barrack en Los Ángeles en espera de su audiencia de libertad bajo fianza en Brooklyn en una fecha posterior, dijeron que Barrack en comunicaciones con Al Malik “enmarcó sus esfuerzos para obtener un puesto oficial dentro de la administración como uno que le permitiría avanzar aún más en la intereses de los Emiratos Árabes Unidos, en lugar de los intereses de los Estados Unidos".

"Cuando el acusado buscó un puesto como embajador de Estados Unidos en los Emiratos Árabes Unidos o enviado especial en el Medio Oriente, le advirtió a Al Malik que cualquier nombramiento de este tipo ¡le daría a ABU DHABI más poder!", decía el memorando refiriéndose a la ciudad principal de los Emiratos Árabes Unidos.

"Al Malik estuvo de acuerdo en que, si el acusado obtenía con éxito un nombramiento para un puesto tan oficial, haría que el acusado ‘entregara más’ por Emiratos Árabes Unidos, haciendo de sus esfuerzos una ‘operación muy eficaz’. El acusado estuvo de acuerdo".

Una portavoz de Trump no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el arresto de Barrack.

Matthew Herrington, abogado de Barrack, le dijo a nuestra cadena hermana CNBC que su cliente fue arrestado en Los Ángeles "a pesar de que hemos cooperado con esta investigación desde el principio".

Un portavoz de Barrack dijo: “Sr. Barrack se ha puesto voluntariamente a disposición de los investigadores desde el principio. Él no es culpable y se declarará inocente".

Barrack dimitió como director ejecutivo de Colony Capital en 2020. Renunció como presidente ejecutivo de la firma en abril.

Los fiscales federales han estado investigando el presunto trabajo de Barrack en nombre de los Emiratos Árabes Unidos durante al menos dos años.

Uno de los hechos que más les llamó la atención fue un discurso sobre política energética que pronunció Trump como candidato a presidente en mayo de 2016.

La acusación acusa que Barrack "insertó un lenguaje alabando a los Emiratos Árabes Unidos" en el discurso y "envió por correo electrónico un borrador preliminar del discurso a Alshahhi para que lo entregara a los altos funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos".

Durante los próximos dos años, alegan los fiscales, Barrack "buscó y recibió orientación y comentarios, incluidos puntos de conversación, de altos funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos en relación con las apariciones en la prensa nacional que Barrack utilizó para promover los intereses de los Emiratos Árabes Unidos".

“Durante este tiempo, Barrack nunca se registró como cabildero de los Emiratos Árabes Unidos, como lo requiere la Ley de Registro de Agentes Extranjeros”, dice la acusación.

Los Emiratos Árabes Unidos, donde Trump mantuvo lazos comerciales antes de convertirse en presidente, se estableció como una relación clave con Estados Unidos en la región durante la administración Trump.

Los Emiratos Árabes Unidos firmaron los Acuerdos de Abraham de 2020, que tomaron medidas para normalizar las relaciones entre un puñado de naciones de Oriente Medio, incluido Israel.

En noviembre pasado, el entonces secretario de Estado Mike Pompeo anunció que la administración Trump vendería más de $23,000 millones en equipo militar a los Emiratos Árabes Unidos "en reconocimiento de nuestra relación cada vez más profunda" y la "necesidad de la nación de capacidades de defensa avanzadas para disuadir y defenderse contra las mayores amenazas de Irán".

Amigo de Trump durante décadas, Barrack emergió como uno de los primeros patrocinadores de la candidatura presidencial de Trump mucho antes de que muchos en Wall Street consideraran al desarrollador inmobiliario un serio competidor para la Casa Blanca.

En la primavera de 2016, cuando Trump comenzó a arrasar en las primarias, Barrack y la hija de Trump, Ivanka Trump, lo convencieron de que necesitaba contratar a un verdadero gerente de campaña.

Barrack presionó a Trump para que trajera a Paul Manafort, un antiguo miembro de Washington y cabildero republicano.

Manafort finalmente ascendió al cargo de presidente de la campaña de Trump antes de verse obligado a dimitir en agosto de 2016 tras los informes de cabildeo extranjero que hizo en nombre de los políticos ucranianos. Tanto Manafort como Barrack esperaban que su cooperación en 2016 beneficiara a todos.

Barrack quería ser nombrado enviado de Medio Oriente en una futura administración de Trump. Pero después de que Trump ganó la Casa Blanca, el yerno de Trump, Jared Kushner, intervino y Barrack no consiguió el trabajo.

Mientras tanto, Manafort había esperado que las conexiones de Barrack en el Medio Oriente se tradujeran en un negocio lucrativo para la práctica de cabildeo de Manafort.

Pero la investigación de años realizada por el fiscal especial Robert Mueller puso fin a las esperanzas de Barrack y Manafort de ascender a posiciones de prominencia de Trump en la Casa Blanca.

Las preguntas sobre el cabildeo extranjero de Barrack salieron a la luz por primera vez durante la investigación de Mueller, según los fiscales.

Al final de su investigación, Mueller había remitido un total de 14 casos penales a los fiscales, la mayoría de los cuales permanecen sellados hasta el día de hoy.

En 2019, Manafort fue declarado culpable por un jurado de ocho delitos graves relacionados con el cabildeo extranjero y la evasión fiscal. Cumplió poco menos de dos años en prisión y fue liberado en junio del año pasado.

Trump luego indultó a Manafort poco antes de salir de la Casa Blanca.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Dan Mangan, Christina Wilkie y Kevin Breuninger para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí.

Contáctanos