Reapertura económica

NY reportó el n.º de muertes más bajas en un día; dos regiones más entrarían a la fase III

Con todas las regiones de Nueva York en alguna fase de reapertura, el gobernador Andrew Cuomo ha cambiado su enfoque a las pruebas y el rastreo, monitoreando meticulosamente las tasas de infección e identificando grupos potenciales temprano.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Cinco regiones de Nueva York entraron en la Fase III de reapertura el viernes lo que permite abrir restaurantes con clientes en el interior y otros servicios. Dos más entrarían esta semana.
  • La ciudad de Nueva York espera poder alcanzar la Fase II a principios de julio; la oficina del alcalde ya ha publicado un plan integral de comidas al aire libre para ayudar a proporcionar a los restaurantes más espacio temporal al aire libre.
  • El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dice que el Estado entrará en la etapa 2 el lunes que permite cenas al aire libre y ventas en persona.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció el sábado durante su conferencia de prensa que la región de Western New York entraría a la Fase III el martes 16 de junio y la región de la Capital el miércoles 17 de junio.

Por su parte, cinco regiones de Nueva York ya ingresaron a la Fase III de reapertura el viernes, lo que permite abrir restaurantes a media capacidad y la apertura de servicios de cuidado personal como los salones de uñas y de tatuajes por primera vez en meses. Durante la reapertura se requiere seguir las medidas de distanciamiento físico y usar máscaras.

Las cinco regiones que dieron el paso el viernes fueron las primeras en reabrir cuando el cierre estatal de Cuomo terminó el 15 de mayo. Estas son las regiones Finger Lakes, Mohawk Valley, Southern Tier, North Country y Central New York. (Verifique lo último sobre lo que está abierto y reabriendo en el área triestatal aquí).

"A medida que miramos hacia el futuro, se espera que el oeste de Nueva York se mueva a la Fase 3 este martes y la Región Capital debería pasar a la Fase 3 el miércoles. Pero, como de costumbre, debemos mantenernos listos y continuar con precaución. Mire alrededor de la nación y mire los picos que otros estados están experimentando, no estamos en el vacío ", dijo el gobernador Cuomo. "En casi la mitad de los estados, las tasas de infección están subiendo. Nueva York es la anomalía: reabrimos y nuestras tasas continúan bajando, pero solo porque seguimos siendo inteligentes y vigilantes en esta lucha contra el virus".

Por otro lado, el gobernador señaló que 32 personas perdieron la vida en Nueva York el viernes en relación al COVID-19; el número de muertes más bajo en un día desde que llegó al pico en abril 8 con 799.   Además, el número de hospitalizaciones nuevas fue el más bajo desde marzo 20, con 1734, dijo el gobernador.

El estado ha pasado de tener la tasa de infección por coronavirus más alta del país a una de las más bajas, dijo Cuomo.

Cuomo pidió a los neoyorquinos que continúen usando máscaras en público y de la manera correcta, no en la barbilla. También habló sobre los manifestantes que salieron a las calles tras el asesinato de George Floyd en Minneapolis, y a los agentes de policía, que fueron vistos incumpliendo los requisitos de protección facial.

"Es la ley y la ley es la ley para la policía", dijo Cuomo.

El Gobernador también firmó una legislación que suspende la pérdida de beneficios de desempleo durante el estado de emergencia de COVID-19. Más de 44 millones de estadounidenses han solicitado un seguro de desempleo durante la pandemia de COVID-19, y se espera que este número aumente a medida que la pandemia continúa. Las personas que han perdido las sanciones impuestas contra ellos por reclamos anteriores; actualmente no pueden cobrar sus beneficios de desempleo. Esta nueva ley permitirá que esas personas obtengan estos beneficios críticos en su momento de mayor necesidad, incluso si se han dictado sanciones en su contra.

Cuomo asimismo firmó otra legislación que deroga la criminalización del uso de una máscara en público. El Gobernador emitió previamente una Orden Ejecutiva que requería que los neoyorquinos se cubrieran la cara mientras estaban en público para ayudar a detener la propagación de COVID-19, y esta nueva ley eliminará cualquier conflicto legal con la disposición obsoleta que prohíbe el uso de máscaras en público y del Gobernador Orden ejecutiva.

Mientras que Nueva Jersey se prepara para superar otro hito cuando todo el estado ingrese a la etapa 2 de reapertura el lunes.

Los gobernadores Andrew Cuomo y Phil Murphy notaron el increíble progreso que cada Estado ha logrado desde el apogeo de la pandemia cuando Nueva York y Nueva Jersey fueron golpeados por los efectos más letales y dañinos del coronavirus. Mientras otros estados luchan por contener o incluso disminuir las tasas de coronavirus, Cuomo y Murphy reflexionaron el viernes sobre la capacidad de sus estados para mejorar las condiciones al reabrir sectores de la economía.

"Uno mira lo que les está sucediendo a estos estados, se vuelven a abrir y luego el número aumenta", dijo Cuomo. "Cuando vuelva a abrir y aumente la actividad, no se sorprenda si aumente la tasa de infección, a menos que haya sido muy inteligente y disciplinado sobre la forma en que volvió a abrir".

Después de ser golpeado durante las primeras semanas del brote de COVID-19, Nueva Jersey ha visto una disminución en el número de hospitalizaciones y casos lo que llevó a Murphy a establecer la Etapa 2 de su plan "Road Back", que comienza el lunes. Las comidas al aire libre y la venta minorista en persona no esencial se reanudarán el lunes con restricciones destinadas a prevenir el coronavirus en su lugar.

Las empresas de cuidado personal de Nueva Jersey están aprendiendo qué medidas de seguridad deben establecerse cuando se vuelvan a abrir después de los cierres de coronavirus a finales de este mes. Las nuevas pautas, lanzadas el viernes por el gobernador Phi Murphy, cubren a los salones de belleza, barberías, spas de día, tiendas de trenzas para el cabello, salones de masaje, salones de uñas, salones de bronceado, salones de tatuajes y más.

El demócrata dijo que parte de las pautas establecidas para las empresas y negocios de cuidado personal deben seguir está la higiene, los controles de temperatura, las visitas solo con cita, las máscaras faciales para todos, a menos que un cliente obtenga un servicio que requiera que no la tenga, y otras medidas.

El viernes, Murphy también dijo que las bibliotecas pueden comenzar desde el lunes la recolección de libros desde la acera. Los edificios, sin embargo, permanecerán cerrados. También dijo que el Departamento de Educación está publicando orientación sobre cómo se pueden llevar a cabo las escuelas de verano y que el Departamento de Salud publicará orientación deportiva juvenil este fin de semana.

Murphy dijo el viernes que su administración está trabajando con casinos, trabajadores y otros para diseñar un plan de reapertura para las salas de juego de Atlantic City. Pero no dio fecha sobre cuándo volverían a abrir los casinos.

El gobernador Murphy anunció el sábado que 166,605 personas en Nueva Jersey habían dado positivo por COVID-19, tras reportarsen 523 nuevos casos, y 12,589 personas han fallecido por complicaciones relacionadas con el coronavirus, 103 nuevas muertes fueron anunciadas.

Los neoyorquinos están volviendo transportarse, dijo el alcalde Bill de Blasio. Para el miércoles, dos días después de que la ciudad ingresó a la Fase I de reapertura y el servicio de tránsito masivo expandió su servicio, el número de pasajeros aumentó en todo el sistema. La cantidad de pasajeros aumentó en el metro en un 25 por ciento, en los autobuses en un 23 por ciento, en Staten Island Ferry en un 31 por ciento. El tráfico de vehículos hacia Manhattan también aumentó, dijo el alcalde.

En su primera semana de la Fase I, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, señaló que los datos no muestran ningún aumento significativo en las métricas claves de coronavirus rastreadas por la ciudad. No ha habido un aumento en las visitas a urgencias ni en el porcentaje de casos positivos de coronavirus, dijo el viernes, y cualquier cambio podría no llegar hasta la segunda mitad del mes.

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York dice que no ha habido un aumento significativo en los casos de coronavirus en las últimas dos semanas. El Dr. Jay Varma dice que generalmente esperan 28 días, la duración de dos ciclos de incubación, para saber con total certeza.

Después de cerrar los parques infantiles de Nueva York hace más de un mes, Cuomo también aprobó su reapertura inmediata, siempre y cuando la ciudad crea que estaría bien. Las piscinas también pueden abrir a discreción de los gobiernos locales, dijo el gobernador. Instó a los funcionarios a hacer los movimientos solo si los datos respaldan los cambios.

"Tienen que usar su juicio aquí. Deberían estar mirando los casos positivos, ver de dónde provienen esos casos", dijo Cuomo. "Todo el mundo quiere nadar, lo entiendo. No todos quieren volver a ver un pico en COVID-19. A veces 'sí' no es la respuesta correcta".

El alcalde Bill de Blasio ha dicho que la ciudad de Nueva York aún no está lista para abrir piscinas; Él quiere intentar abrir más lugares de verano amigables con el distanciamiento físico, como las playas, antes de abordar cómo mantener la salud pública en la piscina.

Pero las piscinas no están fuera de discusión a finales de este verano, dijo de Blasio. Los socorristas han sido entrenados bajo la expectativa de que serán necesarios allí y en las playas. Mientras tanto, la ciudad está buscando alternar medios como rociadores de parques y estaciones de enfriamiento para ayudar inicialmente a mantener a la gente fresca.

Los parques infantiles de los cinco condados tampoco están a la mira. Una portavoz de De Blasio dijo el jueves que la ciudad está observando de cerca los indicadores de salud y al mismo tiempo trabajando en un plan "para que cuando sea seguro abrir parques infantiles, podamos".

De Blasio dijo a principios de esta semana que entendía que algunas tiendas no consideraban que la Fase I fuera el momento óptimo para reabrir. Dijo que muchos están buscando la Fase II, que es cuando dice que cree que "el comercio minorista realmente cobrará vida en la ciudad de Nueva York".

La fase II abre las compras en persona con restricciones como el distanciamiento físico y los mandatos de cobertura facial. De Blasio dice que la ciudad podría llegar a esa fase a principios de julio. También, durante esta fase, se permitiría las cenas al aire libre, lo que hicieron cientos de restaurantes cuando Long Island dio el siguiente paso a principios de esta semana.

Con las 10 regiones de Nueva York en alguna fase de reapertura, Cuomo ha cambiado su enfoque a las pruebas y el rastreo, monitoreando meticulosamente las tasas de infección, apuntando a puntos críticos virales e identificando posibles grupos antes de que emerjan.

Esta semana, el estado lanzó un nuevo tablero que rastrea el número de pruebas realizadas y el porcentaje de resultados positivos en las 10 regiones en el día a día. También desglosa esas métricas por condado, ayudando al estado a concentrarse en los puntos críticos virales continuos como los 10 recientemente identificados en la ciudad de Nueva York.

De acuerdo con ese tablero, el 1.7 por ciento de las 23,521 personas en la ciudad de Nueva York que realizaron la prueba el miércoles, que refleja los últimos datos del Estado, fueron positivas, aunque en El Bronx (2.4 por ciento) y Brooklyn (1.9 por ciento) tuvieron tasas de positividad más altas en comparación con los otros condados. Eso se compara con una tasa de positividad del 59 por ciento en el pico de la crisis. De Blasio todavía considera que la ciudad de Nueva York se encuentra en un estado moderado de transmisión de virus con cientos de casos nuevos cada día. Él espera que baje en otoño, si los neoyorquinos continúan siendo inteligentes y se hacen las pruebas.

De Blasio ha implementado camiones de prueba móviles en las comunidades más afectadas y el estado ha agregado recientemente casi una docena de nuevos sitios de prueba en esos vecindarios. Más de 240 sitios de prueba gratuitos están abiertos en los cinco condados.

Es demasiado pronto para saber si las protestas en toda la ciudad por la muerte de George Floyd, ahora en curso durante casi dos semanas completas, han contribuido a un aumento en los casos de COVID-19. Cuomo ha instado reiteradamente a los asistentes a la protesta a que aprovechen uno de los más de 240 sitios de prueba disponibles en los cinco condados.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, también instó a los asistentes a la protesta a hacerse la prueba. Él mismo lo hizo por segunda vez esta semana después de asistir a una manifestación por la justicia en su Estado el domingo. Nueva Jersey está programada para ingresar a su Etapa 2 el lunes, abriendo restaurantes al aire libre y tiendas minoristas en persona. Una ciudad de Jersey Shore ha dicho que permitirá comidas limitadas en interiores, desafiando las pautas de reapertura del gobernador.

Todas las reaperturas alrededor del área triestatal se producen en medio de una lucha local contra COVID-19 que ha durado más de 100 días. Puede parecer mucho tiempo, especialmente para muchos residentes que estuvieron o continúan atrapados principalmente en el interior. Pero también es un recordatorio aleccionador del poco tiempo que ha llevado perder decenas de miles de vidas. El área triestatal ha confirmado cerca de 41,000 muertes por virus desde que Nueva York informó su primer caso el 14 de marzo. La cifra real probablemente sea mucho mayor.

En Nueva York el gobernador Cuomo dijo el sábado que el Estado tuvo 916 casos nuevos de COVID-19 lo que lleva a un total de 382,630 casos en Nueva York. En Connecticut hay 44,994 casos positivos, incluidos los casos probables, y 4,186 muertes hasta el momento. En Nueva Jersey 166,605 personas han dado positivo por COVID-19, tras reportarsen 523 nuevos casos, y 12,589 personas han fallecido por complicaciones relacionadas con el coronavirus.

A nivel nacional, más de 113,000 personas han muerto por COVID-19. Estados Unidos superó un hito de 2 millones de casos el miércoles.

Contáctanos