Protestas en la ciudad de Nueva York

CCRB: Sesenta y cinco oficiales del NYPD enfrentarían cargos por mala conducta durante las protestas de George Floyd

La Junta de Revisión de Quejas Civiles, (CCRB, por sus siglas en inglés), recomendó cargos y especificaciones contra 37 oficiales, y una disciplina menos severa para 28 oficiales adicionales.

Telemundo

NUEVA YORK - Sesenta y cinco miembros del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York podrían enfrentar cargos por mala conducta tras sus presuntas acciones durante las protestas de Black Lives Matter, o Las Vidas Negras Importan, que ocurrieron el verano pasado.

Esto debido a que la Junta de Revisión de Quejas Civiles de la Ciudad de Nueva York, (CCRB, por sus siglas en inglés), anunció el lunes que ha completado la investigación de 127 quejas, de 313, por el comportamiento de los oficiales en 2020 durante las protestas violentas tras el asesinato de George Floyd. Según los hallazgos iniciales, la CCRB recomienda cargos contra 65 miembros de la Policía de la Ciudad de Nueva York.

Se espera que 37 de esos oficiales enfrenten un juicio administrativo una vez que el departamento entregue sus cargos a cada oficial, dijo la junta. Si se les declara culpables, los agentes podrían perder los días de vacaciones o enfrentar la suspensión y el despido.

"Después de investigar a fondo más de cien casos, la CCRB continúa con su compromiso de investigar y, cuando sea necesario, enjuiciar a los oficiales responsables de cometer mala conducta contra los neoyorquinos durante las protestas de Black Lives Matter del año pasado", dijo el presidente de la CCRB, Fred Davie.

"La APU está preparada para seguir adelante con los juicios de los 37 oficiales que han recibido el más alto nivel de recomendaciones disciplinarias, tan pronto como el NYPD entregue a los oficiales", agregó Davie.

Los oficiales restantes, un total de 28, deberían perder las vacaciones o participar en la capacitación obligatoria, recomendó el CCRB.

"Los otros 28 oficiales también deben enfrentar consecuencias de disciplina, incluidos aquellos que necesitan ser capacitados nuevamente sobre las formas adecuadas de interactuar con los miembros del público”, añadió Davie.

La junta estima que alrededor del 34% de las quejas no se pudieron investigar debido a que no pudieron identificar a los miembros acusados porque los oficiales cubrieron sus nombres y escudos, usaron cámaras corporales de manera incorrecta y no completaron el papeleo preciso.

"Esto destaca una vez más la necesidad de la CCRB de tener acceso directo y sin restricciones a las imágenes de la cámara corporal y los documentos policiales necesarios para investigar una denuncia", dijo el comunicado de prensa de la CCRB.

Los más de cinco docenas de oficiales identificados por la junta enfrentan cargos de abuso de autoridad, uso de la fuerza, declaraciones falsas y lenguaje ofensivo.

Esta es una historia en desarrollo.

Contáctanos