coronavirus en Nueva York

Candente protesta en Brooklyn por las nuevas restricciones de COVID-19

Al menos una persona resultó herida tras una masiva protesta por parte de miembros de la comunidad judía ortodoxa, según el NYPD.

Telemundo

NUEVA YORK - Miembros de la comunidad judía ortodoxa en la ciudad de Nueva York se reunieron en las calles el martes por la noche para protestar por las nuevas restricciones impuestas a los vecindarios con un número alarmante de nuevos casos de COVID-19.

Algunos manifestantes hasta intentaron bloquear las cámaras cuando el equipo de nuestra cadena hermana NBC New York llegó al lugar en 13th Avenue y 50th Street en la sección de Borough Park de Brooklyn, pero el video muestra al menos a más de cien personas manifestándose contra las últimas reglas del gobernador Andrew Cuomo, que incluyen limitar capacidad en las casas de culto a 10 personas o 25%.

A medida que las reuniones continuaron hasta la madrugada del miércoles, una persona resultó herida "por una confrontación física con otros feligreses", pero no está claro qué condujo a ello, según el NYPD. Se inició un incendio en medio de un paso de peatones. Se vio a manifestantes arrojando cajas de cartón e incluso máscaras a las llamas.

Durante su sesión informativa del miércoles sobre el coronavirus, el alcalde Bill de Blasio dijo que no se tolerarán las agresiones y "que habrá consecuencias para quienes se descubra que han perpetrado ese acto".

En un momento, los manifestantes hasta ahuyentaron a dos alguaciles adjuntos. La policía dice que no se emitieron arrestos ni citaciones.

—Señor Cuomo, el señor De Blasio cree que no somos nadie. ¿No somos nadie? Heshy Tischler, un activista comunitario, dijo a la multitud anoche y obtuvo un rotundo "No" como respuesta.

Borough Park se encuentra entre los nueve vecindarios de la "zona roja" de la ciudad de Nueva York donde la tasa actual de positividad al coronavirus es superior al 3% durante siete días consecutivos. Muchos de los puntos críticos tienen una gran población ortodoxa, que dice que sienten que están siendo chivos expiatorios por el aumento de nuevos casos.

Una organización judía ortodoxa calificó las restricciones de "espantosas para todas las personas de religión y buena fe" y amenazó con explorar todas las opciones para deshacerlas.

Agudath Israel of America, una organización judía ortodoxa, criticó lo que dijo que era una medida "sorpresa" y el límite de 10 personas en las zonas rojas, diciendo que las prácticas religiosas estaban siendo atacadas.

En respuesta a Cuomo que dijo anteriormente que tuvo conversaciones productivas con líderes comunitarios, David Zwiebel, vicepresidente ejecutivo de Agudath, dijo en el comunicado que "era en gran parte un monólogo unidireccional y no contenía ninguna mención de este nuevo plan".

Es probable que la implementación de la ciudad de Nueva York comience el jueves, según un tuit de Bill Neidhardt, portavoz del alcalde Bill de Blasio. Su anuncio se produjo un día después de que Cuomo ordenara el cierre de las escuelas en los códigos postales de Brooklyn y Queens que han representado más del 25% de todas las nuevas infecciones en la ciudad durante las últimas dos semanas, mientras que representan solo el 7% de la población.

"Estamos en un momento crucial en nuestra lucha contra el coronavirus", dijo el alcalde el martes. "Tenemos que hacer todo lo que podamos. Tenemos que ser duros al respecto".

Otras restricciones en la zona roja incluyen: las escuelas cierran el aprendizaje en persona, solo los negocios esenciales pueden permanecer abiertos y los restaurantes solo pueden ofrecer comida para llevar.

Esas áreas están rodeadas por zonas “naranjas” o amarillas ”, según los mapas que publicó el estado.

En las zonas naranjas, las escuelas también serán solo remotas y las empresas no esenciales consideradas de alto riesgo, como los gimnasios y las empresas de cuidado personal, estarán cerradas. Las instituciones religiosas deben estar restringidas a 25 personas, y los restaurantes pueden ofrecer comidas al aire libre limitadas, con un máximo de cuatro invitados por mesa.

En las zonas amarillas, las empresas y las escuelas pueden permanecer abiertas, con pruebas semanales obligatorias de un porcentaje aún por determinar de estudiantes y maestros. Las instituciones religiosas pueden operar a la mitad de su capacidad y los restaurantes pueden albergar grupos de hasta cuatro en el interior y en el exterior.

Las secciones de los condados de Orange y Rockland en el valle de Hudson, y un área dentro de Binghamton en el nivel sur, también se ven afectadas por las nuevas restricciones debido a su mayor número de casos de COVID-19.

Contáctanos