coronavirus en Nueva York

Aumenta la cifra de muertos por coronavirus en NY, Cuomo advierte que la batalla está lejos de culminar

El estado registró 166 muertes el jueves, un aumento significativo desde las 136 que se reportaron el miércoles. Se trata del número más alto desde el 12 de mayo. 

Telemundo

El estado de Nueva York recibió el Año Nuevo con desalentadoras noticias sobre el COVID-19, ya que el número de muertes diarias por el virus aumentó el jueves a 166, la cifra más alta en un día desde mayo.

Durante el verano, la cantidad de personas que murieron en todo el estado a causa de la enfermedad cada día por lo general fue de un solo dígito. Pero el 14 de diciembre, el recuento diario de muertes superó los 100 por primera vez desde la primavera, y ha permanecido en ese promedio todos los días desde entonces, excepto uno.

El gobernador Andrew Cuomo dijo el viernes que el estado registró 166 muertes el jueves, un aumento significativo desde las 136 que se reportaron el miércoles. Se trata del número más alto desde el 12 de mayo, según el Departamento de Salud del estado.

Más de 30.200 neoyorquinos han muerto de COVID-19 desde que comenzó la pandemia, recordó el mandatario. 

El número confirmado de muertes en todo el estado difiere del recuento del Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins, que usa cálculos diferentes. La institución contabiliza las muertes en Nueva York hasta el miércoles en 37,840.

El número de hospitalizaciones por coronavirus en todo el estado se redujo a 7.886, dijo Cuomo. Eso es 49 menos que el día anterior, pero los contagios a raíz de las celebraciones de Navidad, la víspera de Año Nuevo y otras reuniones festivas aún no son evidentes, ya que las hospitalizaciones por nuevas infecciones demoran algunas semanas en registrarse.

Casi 1.300 de los hospitalizados están en cuidados intensivos, 776 de ellos conectados a respiradores. En todo el estado, la tasa de positividad fue del 7.52%.

"Al iniciar este nuevo año, los neoyorquinos deben estar llenos de energía con una brillante esperanza para el futuro", dijo Cuomo. 

"Sabemos lo que tenemos que hacer para derrotar a este enemigo invisible y recordamos lo que se puede lograr cuando nos unimos y trabajamos hacia una solución unida. Al comenzar el 2021, animo a todos los neoyorquinos a mirar a sus mejores ángeles y continuar con las prácticas que sabemos para detener la propagación de este virus: lavarse las manos, distancia física y usar mascarilla. Estoy seguro de que ganaremos esta guerra juntos porque somos neoyorquinos”. 

Contáctanos