Crimen en Nueva York

Arrestan a comerciantes de antigüedades en Nueva York por fraude y falsificación

Los presuntos estafadores supuestamente utilizaron identidades de coleccionistas fallecidos para crear historias falsas de las antigüedades que vendían

Getty Images

NUEVA YORK — Dos comerciantes de antigüedades fueron acusados el martes por supuestamente crear historias falsas del arte que vendían a través de casas de subastas en Nueva York.

Erdal Dere y Faisal Khan utilizaron las identidades de coleccionistas fallecidos para crear historias falsas de antigüedades que vendieron a través de la compañía de Dere en Nueva York, Fortuna Fine Arts Ltd, según la acusación revelada el martes.

El historial de propiedad de una pieza de arte antiguo, conocido como su procedencia, es importante para documentar su valor y si fue o no saqueada u obtenida ilegalmente. Comprar, vender, poseer o transportar propiedad robada o saqueada es ilegal.

La oficina del fiscal de Estados Unidos para el distrito sur de Nueva York alegó que, a partir del 2015, Dere redactó documentos falsos para mostrar el historial de propiedad de los artículos que poseía su empresa y de los nuevos artículos que Khan compró, principalmente en Asia. Khan, el asociado de Dere en el negocio, localizó compradores de los artículos en EE. UU. Y en el extranjero.

Dere fue arrestado en Nueva York el martes. Khan fue arrestado en su casa en Flanders, Nueva Jersey. Ambos tenían programado comparecer inicialmente ante el tribunal el martes por la tarde.

Dere, de 50 años, está acusado de conspiración, fraude electrónico y robo de identidad agravado. Khan, de 47 años, está acusado de fraude electrónico y conspiración. Los cargos por fraude electrónico y conspiración se castigan con penas máximas de prisión de 20 años.

Se dejó un mensaje con un abogado que representa a Dere. El nombre de un abogado que representaba a Khan no estaba disponible de inmediato.

El equipo de delitos de arte del FBI y el escuadrón contra robos del departamento de policía de la ciudad de Nueva York colaboraron en la investigación, junto con autoridades de Alemania, Italia, Reino Unido, España y Francia.

Contáctanos