compensación por desempleo

Amenaza de aumento de impuestos para la ya costosa NY tras ola de reclamos por desempleo

NY solicitó préstamos para costear la masiva ola de reclamos por desempleo. Ahora, esa deuda cada vez mayor amenaza con llevar a un devastador aumento de impuestos.

Telemundo

Un nuevo informe de la Oficina del Contralor del Estado de Nueva York advierte que el estado necesita encontrar con urgencia formas de reducir su deuda al gobierno federal tras solicitar préstamos para pagar la ola de reclamos del seguro de desempleo durante la pandemia de COVID-19.

La vida en la Ciudad de Nueva York ya resulta impagable para miles de neoyorquinos, que a diario enfrentan inseguridad alimentaria y económica, además de la amenaza de desalojo. Sin embargo, los residentes verían otro duro golpe a sus bolsillos si el estado no emprende acciones de inmediato, según el informe del contralor Thomas P. DiNapoli.

Las empresas verían un devastador aumento en los impuestos que obstaculizaría aún más la lenta recuperación económica del estado. Según el informe emitido el jueves, un aumento histórico en las reclamaciones al comienzo de la pandemia agotó el Fondo Fiduciario del Seguro de Desempleo del estado. 

Una situación similar enfrenta el estado vecino de Nueva Jersey. El gobernador Phil Murphy planteó el aumento paulatino de impuestos sobre la nómina para reponer el Fiduciario del Seguro de Desempleo del Estado Jardín, pero los grupos empresariales han rechazado la medida. 

DiNapoli indica en su informe que, desde el cuarto trimestre de 2019 hasta el segundo trimestre de 2020, los beneficios pagados aumentaron de $530 millones a $6.5 mil millones. La oficina del contralor dijo que el estado estaba mal preparado para la crisis con solo $2.65 mil millones en las arcas a principios de 2020.

Como resultado, comenzó a pedir dinero prestado en mayo de 2020 para pagar reclamaciones y el saldo pendiente es actualmente de $9 mil millones.

"La obligación de devolver este dinero y reconstruir el saldo del fondo fiduciario presenta un serio desafío para el estado y las empresas que luchan por recuperarse de la pandemia. Se necesitan medidas para evitar el aumento de los costos para las empresas de Nueva York y desacelerar la recuperación económica del estado", dijo el contralor Dinapoli.

Los impuestos del gobierno estatal y federal se basan en el saldo del fondo fiduciario. Actualmente, Nueva York está recaudando el porcentaje más alto que puede de los empleadores con el 9,9% de la nómina imponible.

Sin embargo, el informe señala que si el estado continúa teniendo un saldo negativo para el 1 de enero de 2022 y no cumple con ciertas reglas federales para el 10 de noviembre de este año, la tasa de impuestos federales también aumentará, del 0,6% al 0,9%, y seguirá aumentando un 0,3% cada año, con un tope del 6%, siempre que Nueva York mantenga el saldo pendiente.

DiNapoli recomendó a los legisladores estatales abogar por un apoyo federal adicional para aliviar parte de la deuda. De lo contrario, los costos podrían tener efectos devastadores para las empresas y la reconstrucción de la economía después del COVID.

Al 2 de septiembre de 2021, el monto adeudado al gobierno federal era de $ 9 mil millones, por debajo de un máximo de $10,2 mil millones al final de marzo de 2021. El saldo actual es más del doble de lo que se debía durante la Gran Recesión.

Aquí puede leer el informe completo. 

Contáctanos