escuelas en la ciudad de nueva york

Miles de estudiantes regresan a las clases presenciales en la Ciudad de Nueva York

Las escuelas de la Ciudad de Nueva York tendrán una reapertura gradual a partir del 7 de diciembre. En este día los estudiantes de educación primaria iniciarán las clases presenciales.

Telemundo

NUEVA YORK – El distrito escolar público más grande del país dio la bienvenida a los estudiantes de 3K, prekínder y K-5 al aprendizaje en persona el lunes, (y hará lo mismo para los estudiantes de educación especial el jueves), después de un cierre de dos semanas. Los estudiantes de secundaria y preparatoria tendrán que esperar para regresar al menos hasta el próximo año, como parte de una reapertura gradual por diseño que De Blasio y los funcionarios de educación esperan que proteja la viabilidad a largo plazo del aprendizaje en persona en medio de la pandemia.

Aunque no se ha dado un cronograma para el regreso de los estudiantes mayores a la escuela, De Blasio dijo el lunes que anticipa que los estudiantes de escuela intermedia volverán al aprendizaje en persona en algún momento en enero, mientras que los de secundaria se retrasarán más.

A todas las escuelas que reabrieron se les ha dicho que pasen de un horario híbrido a una instrucción en persona de cinco días a la semana, aunque algunas de las más grandes dicen que no pueden adaptarse a eso. De Blasio insiste en que la mayoría de las escuelas tienen la capacidad de cambiar a ese horario en algún momento de enero, si no antes. El canciller de escuelas, Richard Carranza, dice que los primeros datos muestran que alrededor de 150 escuelas hicieron el cambio de cinco días a la semana a partir de esta semana, pero espera datos más completos para el martes.

Antes de la suspensión de la instrucción en persona, los estudiantes asistían a la escuela de uno a tres días a la semana.

Los padres que envíen a sus hijos de regreso el lunes también deben enviar un formulario de consentimiento para que sus hijos sean examinados del COVID-19. Parte de la estrategia de reapertura en persona implica pruebas aleatorias semanales obligatorias para los estudiantes y el personal.

Todas las escuelas públicas han estado cerradas al aprendizaje en persona desde el 19 de noviembre, un día después de que la tasa de positividad de siete días de la ciudad alcanzara el umbral de cierre de de Blasio del 3 por ciento, frecuentemente criticado. Esa marca controvertida ya no es parte de la ecuación para mantener las escuelas abiertas, con la tasa de positividad en toda la ciudad ahora muy superior al 5 por ciento, según los datos más recientes, y no se ha rastreado una propagación significativa a las escuelas.

Hasta 190,000 estudiantes están regresando al aula esta semana en 850 edificios escolares en los cinco condados, dice de Blasio. Eso incluye las escuelas agrupadas de la zona naranja en Staten Island con requisitos de evaluación adicionales.

Mantener las escuelas abiertas a la instrucción en persona es un principio fundamental de los planes de batalla separados pero paralelos del alcalde y el gobernador para manejar la pandemia en curso durante los temidos meses de invierno. El invierno significa más actividad en interiores, lo que está relacionado con un mayor riesgo de exposición al COVID-19. Significa más viajes, más socialización.

El alcalde asimismo dijo el domingo que las escuelas son seguras. “Y no solo abrimos nuestras escuelas, demostramos que podían ser las más seguras de la nación. Demostramos que podíamos proteger a nuestros niños, maestros y personal. Demostramos lo que hace Nueva York todos los días. Demostramos que lo que se decía que era imposible era en realidad muy posible porque los neoyorquinos lo hicieron realidad, los neoyorquinos lo hicieron posible”, dijo el alcalde durante una intervención en una iglesia en la ciudad.

El gobernador Andrew Cuomo también expresó el sábado que las escuelas son los lugares más seguros resaltando que los neoyorquinos deberían aprender de ellas. “Durante el año, hemos realizado cientos de miles de pruebas de COVID-19 en nuestras escuelas. Sin excepción, la tasa de infección en las escuelas de cada parte del estado es más baja que la de la comunidad circundante”, escribió.

La ciudad está reabriendo escuelas "porque ahora tenemos muchas pruebas de lo seguras que pueden ser las escuelas", dijo de Blasio el domingo. "Estamos seguros de que podemos mantener la seguridad dentro de las escuelas".

El canciller del Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York, Richard A. Carranza, dijo que reabrir las clases en persona es importante y el equipo insiste que "todos debemos poner de nuestra parte para que las escuelas sigan abiertas".

El plan presentado por el alcalde de Blasio y el canciller de escuelas Richard Carranza contó con el apoyo de Michael Mulgrew, el presidente del sindicato más grande que representa a la mayoría de los maestros de la ciudad.

"Si bien las escuelas en las zonas rojas y naranjas, de alto impacto del coronavirus de la ciudad, continuarán cumpliendo con las reglas de cierre del 3% del Estado, apoyamos una reapertura gradual de las escuelas en otros vecindarios siempre que existan pruebas rigurosas. Esta estrategia: implementado correctamente, nos permitirá ofrecer una instrucción segura en persona al número máximo de estudiantes hasta que derrotemos la pandemia", dijo Mulgrew en un comunicado.

El alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, presentó el lunes nuevos indicadores de salud diarios, incluida la tasa continua de hospitalización por cada 100,000 residentes, como parte de un esfuerzo por proporcionar una imagen más completa de la situación de la ciudad en su guerra en curso contra el coronavirus. A partir del lunes, esa métrica era 2.28. La meta está por debajo de 2.00.

El alcalde también agregó los probables casos diarios de COVID-19 al total de casos nuevos. Hasta el lunes, De Blasio reportó 616 casos de COVID-19 "probables" frente a los 2,180 confirmados (basado en un promedio móvil de siete días). Él y su comisionado de salud, el Dr. Dave Chokski, dicen que incorporar datos de antígenos es más preciso que incluir solo las pruebas de diagnóstico por PCR, lo que la ciudad había hecho en el pasado.

El alcalde también dijo que ya no incluirá la tasa de positividad diaria en el informe de sus indicadores diarios, optando exclusivamente por el promedio móvil de siete días. Eso fue 4.98 por ciento al lunes. Hace menos de tres semanas que esa tasa alcanzó su controvertido punto de referencia del 3 por ciento para mover las escuelas a lugares remotos.

Contáctanos