Desamparados en NYC

Alcalde Adams defiende su plan de desmantelación de campamentos de desamparados

Se estima que hasta 2,400 personas viven en las calles de la ciudad y en el metro, según un recuento anual realizado en enero de 2021.

Telemundo

El alcalde Erica Adamas continuó el lunes su plan de desmantelación de los campamentos para personas sin hogar tras afirmar que el problema ha convertido a la ciudad más grande de la nación en un "hazmerreír".

Adams anunció que abordaría la falta de vivienda en las calles a medida que avanza su plan de desmantelar al menos 150 campamentos en toda la ciudad durante un período de dos semanas.

El mes pasado, el mandatario anunció un plan para sacar a las personas sin hogar de los subterráneos de la ciudad tras un alza de crimen y ataques violentos. 

Fabien Levy, portavoz del alcalde, dijo que las primeras advertencias a las personas sin hogar se emitieron el 17 de marzo y al día siguiente comenzó la desmantelación de los campamentos como parte de una colaboración entre la Policía de Nueva York y los Departamentos de Servicios Sociales, Saneamiento y Parques.

“Este esfuerzo trata de cuidar a nuestra gente y nuestros espacios públicos porque ningún neoyorquino merece vivir en la calle”, dijo Adams en un comunicado.

Se estima que hasta 2,400 personas viven en las calles de la ciudad y en el metro, según un recuento anual realizado en enero de 2021.

El lunes, los equipos de la ciudad fueron fotografiados mientras desmantelaban los campamentos debajo de la Autopista Brooklyn-Queens en el área de Williamsburg en Brooklyn.

Pero algunas de las personas desplazadas dijeron a los reporteros que tienen la intención de regresar, esto pese a que Adams prometió refugio seguro una vez que fueron obligados a dejar sus improvisados hogares. 

Los críticos señalan que las personas sin hogar se han convertido en el chivo expiatorio de los problemas de la ciudad, mientras que el alcalde sostiene que el aumento de la delincuencia ha convertido a la Gran Manzana en un "hazmerreír" que necesita un "general de guerra" para abordar el problema actual.

Eric Adams, quien asumió el cargo de alcalde de Nueva York el 1 de enero, prometió tomar medidas enérgicas respecto a las personas sin hogar en el sistema de trenes y las calles de la ciudad, pero no ha sido claro sobre lo que sucederá con los desamparados una vez que sus campamentos sean desmantelados. 

Durante el último año de la administración anterior, encabezada por Bill de Blasio, la ciudad realizó 6,604 acciones para eliminar los campamentos de la ciudad, según el Proyecto Red de Seguridad del Centro de Justicia Urbana.

En el primer mes de Adams en el cargo, las agencias de la ciudad realizaron 134, según datos compartidos por Safety Net Project, una caída con respecto a meses anteriores, los datos más recientes disponibles.

El viernes, Adams le dijo a The New York Times que planea acelerar el ritmo.

"Vamos a eliminar los campamentos de nuestra calle y vamos a colocar a las personas en condiciones de vida saludables con servicios integrales", dijo al rotativo. 

"Le estoy diciendo a las agencias de mi ciudad que hagan un análisis cuadra por cuadra, distrito por distrito, que identifiquen dónde están los campamentos, que ejecuten un plan para brindar servicios a las personas que están en los campamentos y que luego desmantelen esos campamentos", agregó. 

Sin embargo, Adams no aclaró al medio a dónde irían las personas que viven en los campamentos, pero sí reconoció que los funcionarios no pueden obligar a nadie a ir a un refugio para personas sin hogar.

Actualmente, alrededor de 48.000 personas cada noche, incluidos 15.000 niños, duermen en albergues de la ciudad.

“No podemos impedir que una persona duerma en la calle según la ley, y no vamos a violar esa ley”, expresó. “Pero no puedes construir una casa en miniatura hecha de cartón en las calles. Eso es inhumano”. 

El mes pasado, se encontraron cientos de personas sin hogar acampando en los túneles y estaciones del metro de la ciudad. Los trabajadores de tránsito encontraron casi 30 'campamentos para personas sin hogar' en los túneles y otros 89 campamentos en las estaciones.

El campamento se puede definir incluso como "acostarse en un saco de dormir”, según la MTA. 'Nunca dejamos un campamento en su lugar. Tan pronto como identificamos un campamento, esas personas son removidas de inmediato”, dijo la MTA. 

El Grupo de trabajo sobre traspaso de vías de la MTA, que se formó en diciembre, inspeccionó 472 estaciones a lo largo de más de 650 millas durante 12 horas entre el 2 y el 3 de febrero y encontró que 350 personas vivían allí, lo que no es raro para los neoyorquinos mientras persisten las gélidas temperaturas. 

Pero la Gran Manzana no es la única urbe que ha visto un drástico aumento de personas sin hogar. Un número cada vez mayor de ciudades en todo el país, incluidas Los Ángeles, San Francisco, Seattle y Washington, DC, han emprendido la desmantelación de campamentos a la vez que buscan abordar la falta de vivienda, un flagelo que parece aumentar. 

El impulso de Adams para despejar los campamentos llega cuando una nueva encuesta encontró que los neoyorquinos que trabajan en Manhattan están tan hartos del crimen desenfrenado que el 40% pretende mudarse del Empire State, con ocho de cada 10 personas diciendo que la Gran Manzana ya no es un buen sitio para vivir. 

La encuesta Morning Consult, realizada por Partnership for New York, encuestó a 9386 adultos que trabajaban en la ciudad de Nueva York del 17 de febrero al 11 de marzo, y muchos expresaron su frustración por el aumento de la delincuencia y la falta de vivienda que se ha apoderado de las calles y el metro.

Los trabajadores de la Ciudad de Nueva York dijeron que estaban hartos del aumento de la delincuencia y la falta de vivienda en la ciudad, según una encuesta reciente de más de 9,000 empleados. De los encuestados, el 84 % dijo que las condiciones en la ciudad han empeorado en los últimos dos años.

Alrededor del 74 % de los encuestados dijo que la seguridad ha empeorado en la ciudad desde el comienzo de la pandemia en marzo de 2020, y el 82 % opinó que la falta de vivienda también ha empeorado.

"La seguridad, la falta de vivienda y las enfermedades mentales son los principales problemas para los empleados del sector privado de la ciudad de Nueva York", escribió Morning Consult en sus hallazgos a Partnership, cuyos más de 300 miembros emplean a más de un millón de personas en la ciudad.

"Se resisten a regresar a la oficina hasta que se haga algo para abordarlos, particularmente en el transporte público".

En total, el 40 % de los que viven en Manhattan quieren mudarse, mientras que el 48 %de los que viven en los otros cuatro distritos también buscan un plan de salida.

El metro de Nueva York ha sido el epicentro de la delincuencia, después de un alarmante aumento del 73,3 % en los incidentes subterráneos, incluidos 182 solo en febrero.

Los delitos de odio también se han duplicado desde el año pasado: los ataques contra los asiáticos se triplicaron con creces y las denuncias de ataques antisemitas aumentaron un 54 % con respecto al mismo período del año pasado, de 134 a 207 incidentes.

En general, el crimen en la ciudad aumentó más del 45 % desde el año pasado, con 4,736 agresiones por delitos graves reportados en lo que va del año en comparación con 4,003 el año pasado, un aumento de más del 18 %.

Los robos registraron el mayor aumento con 3.351 casos informados hasta el momento, un aumento del 45,6 % respecto al año pasado.

Las violaciones también han visto un aumento dramático con 360 casos reportados en comparación con 247 durante el mismo período del año pasado, un aumento de casi el 31 %.

El número de víctimas de disparos continúa aumentando, ya que se informaron 284 casos en lo que va del año, un aumento del 17,4 %.

Contáctanos