toma del Capitolio

“La gente murió, pero fue genial”: Al menos seis neoyorquinos arrestados en relación con los disturbios en el Capitolio

Algunos de los detenidos son empleados de agencias gubernamentales, de transporte público y tribunales.

Telemundo

Hasta ahora, los agentes federales han arrestado al menos a seis residentes de la Ciudad de Nueva York a raíz en relación con la toma del Capitolio el pasado 6 de enero. 

Los sospechosos arrestados incluyen tanto a quienes participaron de forma directa y activa en el ataque al corazón de la democracia estadounidense, como a simpatizantes que amenazaron en línea con dañar o matar a personas después del ataque.

Uno de los arrestos más recientes es el de Samuel Fisher el pasado 20 de enero en el Upper East Side. El hombre, que se hace llamar Brad Holiday, viajó a Washington “preparado para el combate” y presumió de sus acciones en redes sociales poco después de los disturbios, según la investigación federal. 

Los fiscales dijeron que Fisher, que trabaja como entrenador de citas en línea y tiene un sitio web colmado de peroratas sobre teorías de la conspiración contra el Gobierno, acudió al Capitolio con “múltiples armas de fuego y un chaleco antibalas”, se lee en los documentos de la investigación. 

En los días previos al ataque, según la denuncia penal presentada por la Fiscalía Federal para el Distrito de Columbia, Fisher hizo una serie de declaraciones en Facebook en las que señaló que estaría allí junto con “un millón” de “patriotas” armados para un enfrentamiento.

El 31 de diciembre, el hombre escribió "no pueden arrestarnos a todos” y dijo que "ejercería sus derechos legales 2A", una referencia codificada a la Segunda Enmienda, que garantiza el derecho a portar armas.

El 3 de enero, Fisher presuntamente escribió que "verdaderos patriotas caerán sobre la capital en protesta" y que había reservado una habitación en Washington. Entre el 5 y el 6 de enero, el acusado reconoció estar en DC en publicaciones de Facebook.

Antes de los disturbios el 6 de enero, Fisher publicó una foto de un rifle de asalto y una pistola que supuestamente trajo consigo, luego escribió: "Voy al estacionamiento muy temprano ... dejaré cosas allí, tal vez excepto la pistola (...) y si empieza, me llevaré un chaleco y mi rifle". 

“Si hay más de 1 millón de patriotas que se presentan mañana para el discurso de Trump a las 11 a.m. (...) Trump solo necesita hacer la señal (...) delegar a los patriotas (...) y luego viene el dolor. 1 millón de hombres enojados con armas (...) mala idea. No estamos buscando pelear o lastimar a nadie (...) pero las probabilidades de que esto se resuelva de otra manera (...) son casi nulas", escribió en Facebook, según la pesquisa. 

“La gente murió, pero fue genial”, habría escrito Fisher al día siguiente, el 7 de enero. “Ver a los policías literalmente correr (...) fue lo más genial que he visto en mi vida".

Al arrestar a Fisher el 20 de enero, los agentes federales incautaron varias armas de fuego y un chaleco antibalas en su poder. El hombre está detenido sin derecho a fianza.

Las fuerzas del orden arrestaron el jueves en Brooklyn a Dominick Madden, de 43 años. Los agentes del FBI lo detuvieron en su casa en Sheepshead Bay. 

Madden, un trabajador de saneamiento de la Ciudad de Nueva York y simpatizante de QAnon, fue captado por la cámara frente al Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero agitando una bandera de Trump y gritando el lema de QAnon, mientras vestía un suéter con la insignia del grupo. 

Madden fue captado más tarde por una cámara esa misma tarde dentro del Capitolio cuando entró al edificio junto con los demás infractores y caminó por la Rotonda y el ala del Senado.

El acusado habría participado en un mitin "Back the Blue" en Gerritsen Beach el verano pasado, y fue fotografiado allí con una camiseta de QAnon. 

Los agentes federales pudieron rastrear a Madden después de ser identificado por el Departamento de Investigación de la ciudad. Los federales lograron recabar evidencia de que Madden acudió a DC para la toma del Capitolio.

Según los fiscales, Madden dijo que estaba de baja por enfermedad el 6 de enero para ausentarse del trabajo y viajar a DC. 

Los agentes federales obtuvieron registros de las autoridades de carreteras en Maryland y Nueva Jersey que revelaron que el vehículo de Madden había viajado a través de estos estados hacia el sur hasta Washington el 5 de enero y luego hacia el norte hasta Nueva York el 7 de enero.

Madden ha sido suspendido sin paga por el Departamento de Saneamiento, en espera de la investigación en curso.

OTROS ARRESTADOS

Brendan Hunt, de 37 años y residente de Ridgewood, Queens no estaba en el Capitolio el 6 de enero, pero fue arrestado el 19 de enero por presuntamente hacer amenazas violentas en las redes sociales contra demócratas prominentes antes y después del ataque. 

Hunt, cineasta a tiempo parcial y ahora empleado suspendido de la Oficina de Administración de Tribunales del Estado de Nueva York, supuestamente recurrió a Facebook en diciembre y enero para pedir la ejecución pública de los funcionarios electos.

Nicolas Moncada, de 20 años y vecino de Staten Island, sí acudió al Capitolio el 6 de enero, como se observa en un video publicado en Instagram y Twitter. Su imagen, tomada desde el interior de la Rotonda.

Moncada fue identificado dos días después del ataque por miembros de la unidad de seguridad del campus del Fashion Institute of Technology, donde es estudiante. Los agentes del FBI lo detuvieron el 18 de enero.

Eduard Florea, de 40 años y residente de Middle Village, Queens, terminó bajo custodia federal el 13 de enero tras publicar amenazas en las redes sociales después del ataque al Capitolio. Florea, un supuesto miembro de Proud Boys, no acudió a Washington, pero el mismo día publicó en Parler que “Nueva York es rica en blancos” y pidió que una caravana armada fuera a Washington y provocara otro ataque. 

Florea, quien tiene récord criminal, tenía más de 1,000 rondas de municiones cuando los agentes allanaron su casa.

Aaron Mostofsky, de 34 años y residente de Brooklyn, fue arrestado el 12 de enero después de ser captado por una cámara dentro del edificio del Capitolio durante el ataque del 6 de enero. 

El hijo de un prominente juez conservador de Brooklyn vestía un disfraz de piel y sostenía un escudo antidisturbios aparentemente arrebatado a un oficial de policía del Capitolio. 

Mostofsky también fue visto usando un chaleco antibalas durante el incidente, aparentemente también tomado de un policía del Capitolio.

Se esperan más arrestos en las próximas semanas y meses mientras continúa la investigación nacional del FBI. Cualquier persona que tenga información sobre personas que participaron en el ataque del 6 de enero, o que hicieron amenazas violentas en línea contra funcionarios públicos, debe llamar al 800-CALL-FBI o visitar fbi.gov/USCapitol.

Contáctanos