muerte de aves

Advierten sobre extraña enfermedad que está matando a docenas de aves cantoras en NJ

Los expertos enfatizan que hasta ahora no hay evidencia de que la extraña enfermedad pueda o se esté propagando a los humanos.

Telemundo

Los expertos en vida silvestre advierten sobre una extraña enfermedad que está aniquilando a docenas de pájaros cantores en Nueva Jersey y otros 11 estados en las últimas semanas.

La División de Pesca y Vida Silvestre de Nueva Jersey publicó una alerta en esta semana que describe un evento de mortalidad que afecta a las aves en al menos 12 estados y Washington, D.C.

El misterio comenzó a mediados de mayo y se centró primero en el área de D.C., desde donde se extendió a las cercanas Virginia, Maryland y Virginia Occidental, y de esos puntos a otros estados. Los primeros casos reportados aparecieron en Nueva Jersey a fines de junio, según la División de Pesca y Vida Silvestre.

La agencia ha recibido decenas de reportes de aves muertas en distintos sectores del estado. Al menos entre 20 y 50 informes diarios de posibles casos. 

Se sabe muy poco sobre la causa real de las muertes de aves, pero lo que sí saben los expertos es que la enfermedad hace que las aves actúen de manera extraña, con síntomas que incluyen tropiezos o problemas para pararse. Esas son señales que apuntan a problemas neurológicos. Además de los comportamientos inusuales, el síntoma más visible es la formación de costras alrededor de los ojos de un pájaro.

"Algunas (pero no todas) de las aves afectadas muestran signos neurológicos que consisten en temblores en la cabeza, paresia de las piernas (parálisis parcial o debilidad), ataxia (caída hacia un lado) o incapacidad para ponerse de pie y vocalizaciones excesivas. Además, la mayoría de las aves se encuentran en buenas condiciones corporales, probablemente aún sean alimentadas por sus padres", dice el informe.

Los expertos creen que la enfermedad se limita a las crías y los polluelos, pues las aves adultas tienen un sistema inmunológico más fuerte.

La aflicción se ha limitado a pájaros cantores, particularmente arrendajos azules, aunque algunas otras especies como petirrojos y cardenales han tenido casos. Las aves de compañía y las aves de corral no se han visto afectadas, señala el informe del estado.

La agencia enfatizó que hasta ahora no hay evidencia de que la extraña enfermedad pueda o se esté propagando a los humanos.

Hasta ahora las pruebas han descartado enfermedades comunes de las aves como la salmonela, el virus del Nilo Occidental, el herpes, la influenza aviar y la enfermedad de Newcastle. También se han descartado los parásitos comunes de las aves, al igual que los insecticidas, pesticidas y otros productos químicos.

Algunos expertos han especulado que la enfermedad está relacionada con la aparición de las cigarras Brood X. El área de DC fue un epicentro de la actividad de las cigarras a principios de este año, y Lewis dijo que la mayoría de los informes que ha recibido de los residentes de Nueva Jersey provienen de áreas de alta actividad de las cigarras.

El Servicio Geológico de EEUU encabeza un esfuerzo en varios estados para averiguar con exactitud qué es la enfermedad, cómo se propaga y qué se puede hacer al respecto.

Hasta entonces, lo más importante que puede hacer la gente es ayudar a evitar que las aves se congreguen.

El estado recomienda a las personas que han tenido aves enfermas o muertas en sus propiedades que bajen sus comederos para limpiarlas con lejía y que las dejen en el suelo hasta que el estado logre el control de la situación.

Los residentes de Nueva Jersey que encuentren aves muertas o enfermas en su propiedad deben llamar a la línea directa del Departamento de Protección Ambiental del estado al 877-WARN-DEP.

Contáctanos