Queens

Acusan a trabajador de hospital sin antecedentes de arrestos de apuñalamientos al azar en NYC

La uniformada dijo que el sospechoso "parecía estar hablando solo… hablando galimatías" antes y durante un ataque a una mujer en Jamaica mientras caminaba hacia su casa.

Telemundo

Lo que debes saber

  • NUEVA YORK -- El trabajador de un hospital detenido el miércoles por la noche en relación con una serie de apuñalamientos no provocados en Queens fue acusado de múltiples cargos de intento de asesinato y ahora está siendo investigado por otro apuñalamiento en el metro en este mismo condado, confirmó el jueves la Policía de la Ciudad de Nueva York durante una conferencia de prensa.
  • El sospechoso, identificado como Jermain Rigueur de 27 años, también enfrenta cargos de agresión y posesión criminal de un arma en la ola de violencia que dejó al menos cinco personas apuñaladas en nueve días, principalmente en Jamaica, Queens. Rigueur no tiene antecedentes de arrestos y pasó la verificación de antecedentes para su empleador, el Woodhull Hospital, en donde trabajaba desde noviembre.
  • Un vocero del hospital dijo durante la conferencia de prensa que Rigueur comenzó a trabajar en Woodhull a mediados de noviembre como recepcionista, ayudando a pacientes. Este fue puesto en licencia administrativa a la espera del resultado de la investigación, pero el vocero señaló que no regresará a trabajar en el hospital.

NUEVA YORK -- El trabajador de un hospital detenido el miércoles por la noche en relación con una serie de apuñalamientos no provocados en Queens fue acusado de múltiples cargos de intento de asesinato y ahora está siendo investigado por otro apuñalamiento en el metro en este mismo condado, confirmó el jueves la Policía de la Ciudad de Nueva York durante una conferencia de prensa.

El sospechoso, identificado como Jermain Rigueur de 27 años, también enfrenta cargos de agresión y posesión criminal de un arma en la ola de violencia que dejó al menos cinco personas apuñaladas en nueve días, principalmente en Jamaica, Queens. Rigueur no tiene antecedentes de arrestos y pasó la verificación de antecedentes para su empleador, el Woodhull Hospital, en donde trabajaba desde noviembre.

Un vocero del hospital dijo durante la conferencia de prensa que Rigueur comenzó a trabajar en Woodhull a mediados de noviembre como recepcionista, ayudando a pacientes. Este fue puesto en licencia administrativa a la espera del resultado de la investigación, pero el vocero señaló que no regresará a trabajar en el hospital.

La policía dijo que tampoco hay indicios de problemas de salud mental.

La noticia del arresto de Rigueur llegó horas después de que las autoridades publicarán videos de vigilancia e imágenes del sospechoso y pidiera ayuda para dar con su paredero. La Policía de Nueva York agregó el jueves durante la conferencia que un miembro de la comunidad tenía un video que los ayudó a rastrear a Rigueur hasta su casa en el área de los ataques. Establecieron vigilancia y lo arrestaron cuando regresó a la casa, afirmaron las autoridades.

El sospechoso llevaba el mismo cordón distintivo que se le había visto en vigilancia anterior. También vestía la misma ropa y zapatillas y llevaba la misma mochila, dijo la Policía de Nueva York.

Cuáles han sido los ataques

La Policía de Nueva York pidió a la comunidad ayuda para dar con el paradero del sospechoso después de que se reportaran tres incidentes de apuñalamiento en un período de 30 minutos el miércoles por la mañana.

Primero, a eso de las 7:29 a. m. del miércoles, la policía respondió a una llamada de emergencia al 9-1-1 sobre una agresión en las cercanías de 161-05 134 Avenue en Queens. Al llegar, los agentes encontraron un hombre de 74 años con una puñalada en la espalda. La víctima fue transportada al hospital de Jamaica en condición estable.

Unos 6 minutos después, otra víctima, un hombre de 41 años, que había salido de su casa para mover su automóvil, fue apuñalado en el abdomen cuando estaba en la zona de 134-17 161 Street. También fue llevada al mismo hospital e condición estable.

Menos de media hora después, el sospechoso volvió a atacar. Un hombre de 36 años se dirigía a trabajar cuando se subió a un autobús de la MTA en dirección norte en Guy Brewer Boulevard y 115th Avenue. Una vez a bordo, el hombre le preguntó a otra persona (el sospechoso de los otros apuñalamientos) si podía sentarse a su lado, a lo que él dijo que sí. Después de que otros asientos estuvieron disponibles durante el viaje, el sospechoso le pidió al hombre que se moviera, pero la víctima se negó a hacerlo, según la policía. Dos hombres comenzaron a discutir y se bajaron del autobús en Parson Boulevard y Archer Avenue, donde el sospechoso apuñaló al hombre, dijo la policía. Esta tercera víctima también fue transportada al hospital en condición estable.

El dueño de una tienda dijo que estaba barriendo el piso de su tienda cuando una víctima de uno de los ataques más recientes entró tropezando y pidió ayuda.

"Pensé que se había caído en la calle y dijo que un joven le apuñaló la espalda y salió corriendo", dijo Bruce An.

El hombre herido con un abrigo a cuadros estaba solo mientras hablaba con la policía, cuando An lo vio abrir su chaqueta.

"Más tarde, [un] oficial vino y le abrió la chaqueta; había mucha sangre en su espalda", le dijo a nuestra cadena hermana NBC New York.

Los incidentes comenzaron el 8 de enero, cuando un hombre de 61 años fue apuñalado en la parte baja de la espalda mientras caminaba solo por la Avenida 137 después de las 6 p. m., dijo la policía en la conferencia de prensa. Cuando se acercaba a la intersección de la calle 157, sintió un dolor como si le hubieran dado un puñetazo en la espalda baja, pero rápidamente se dio cuenta de que lo habían apuñalado.

Según la policía, el sospechoso se rió en la cara de la víctima después de apuñalarlo. Un testigo llamó al 911 y la víctima fue trasladada al Hospital de Jamaica con una herida punzante en el riñón derecho.

El sospechoso supuestamente volvió a atacar una semana después, el 16 de enero, poco después de la medianoche, cuando una mujer, de 34 años, regresaba a casa del trabajo y caminaba sobre la 158 Street & 134 Avenue. La víctima le dijo a NBC 4 que acababa de bajarse de un autobús Q111 y estaba a solo unos pasos de su casa cuando notó que un hombre cruzaba la calle y comenzaba a caminar detrás de ella. Ella dice que no pensó que nada estuviera mal.

De repente, él estaba justo detrás de ella, dijo, y sintió un pinchazo agudo en el lado derecho de la espalda. El hombre murmuró algo, pero ella llevaba unos AirPods y no podía oírlo, dijo. Lo siguiente que supo fue que ella estaba en el suelo y él salió corriendo, resbalando en la nieve y el hielo. Más tarde escuchó helicópteros buscándolo.

La mujer dice que logró caminar el último tramo del camino hacia su casa, donde su marido llamó a una ambulancia. Fue sometida a una cirugía de emergencia para garantizar que no se perforara ningún órgano durante el ataque. No lo eran, dice, así que le dieron algunos puntos y pudo regresar a casa.

La policía dijo que el sospechoso "parecía estar hablando solo… hablando galimatías" antes y durante el ataque a la mujer.

Minutos más tarde, en un video de vigilancia se vio al sospechoso apuñalando la ventana delantera de una bodega cercana con un cuchillo de caza.

Ninguna de las víctimas sufrió lesiones que pusieran en peligro su vida, dijo la policía, y se espera que todas se recuperen. La policía dijo que ninguno de los ataques fue provocado.

Las autoridades también señalaron durante la conferenca de prensa que Rigueur estuvo involucrado en un apuñalamiento en el metro de Brooklyn el miércoles, poco después del ataque en Queens. No se han presentado cargos en este momento, pero los investigadores dijeron que estaban trabajando con el fiscal del condado de Brooklyn para imponer los cargos.

La información sobre un posible abogado para él no estuvo disponible de inmediato.

Contáctanos