Protestas en Nueva York

Abogado: anciano agredido por un policía en Buffalo no saldrá todavía del hospital

Telemundo

Lo que debes saber

  • Martin Gugino, un manifestante de 75 años, se golpeó la cabeza contra el pavimento después de que un oficial de policía lo empujó durante una protesta en Buffalo. El anciano todavía está en el hospital.
  • El anciano se fracturó el cráneo y no puede caminar, pero, su abogado dice que el paciente ahora tiene unos días mejores y otros duros; no será dado de alta esta semana.
  • Dos policías de Buffalo fueron acusados de asalto en segundo grado luego de que un video captó el momento cuando Gugino cayó al suelo el 4 de junio.

NUEVA YORK - El manifestante de Nueva York de 75 años que se fracturó el cráneo cuando se golpeó la cabeza contra el pavimento después de ser empujado por un oficial de Policía en Buffalo, a principios de este mes, todavía está en un hospital de rehabilitación y no será dado de alta esta semana, dijo su abogado el martes.

El abogado de Martin Gugino, Kelly Zarcone, dijo que había visitado a su cliente más temprano ese día y que él continúa su recuperación, teniendo días buenos y malos. No está claro si puede caminar todavía; la semana pasada dijo que no podía hacerlo.

"Hoy fue un buen día. Mantiene muy bien hasta el final una conversación y su sentido del humor no se ha visto afectado", dijo Zarcone. "Está continuamente encantado con la efusión de buenos deseos de personas de todo el mundo. Le traje una gran pila de tarjetas y correos electrónicos que la gente envió a mi oficina para animarlo".

Gugino no ha hablado con la prensa desde el incidente ocurrido a principios de este mes. Zarcone dice que se ha centrado exclusivamente en su sanación.

Dos policías de Buffalo fueron acusados de asalto en segundo grado luego de que el video de Gugino se dio a conocer el pasado 4 de junio y se volvió viral. El jubilado del área de Buffalo fue visto con sangre en la cabeza tras la caída al parecer proporcionada por los oficiales que luego se alejaron del lugar.

Los oficiales, que podrían enfrentar penas de prisión de hasta siete años si son encontrados culpables, se han declarado inocentes.

Contáctanos