10 errores que cometen las mujeres casadas

Tras la boda empieza el compromiso, pero en el camino hay errores que pueden resultar fatales. Aquí te compartimos cuáles son algunos.

25 fotos
1/25
Shutterstock
Después del “Sí, acepto” empieza la diaria confirmación de ese compromiso, pero en el camino hay equivocaciones que pueden resultar fatales.
2/25
Shutterstock
La creencia popular del “y fueron felices para siempre” está muy bien para los cuentos de hadas, pero en la vida real nada hay tan frágil como esa promesa que deja la pareja en una zona de confort, pensando en que la relación no requiera de trabajo diario.
3/25
Shutterstock
Y mientras no logremos sacudirnos esas creencias fundadas en cuentos, muchos matrimonios modernos estarán condenados al fracaso, como ya ocurre ahora, cuando más de 50% de las parejas en Estados Unidos terminan en divorcio.
4/25
Shutterstock
A continuación te compartimos un listado -elaborado a partir de las experiencias de muchos casados y divorciados- de las conductas en que incurren las mujeres de manera repetitiva y minan la relación hasta llevarla al fracaso. Ve cuáles son.
5/25
Shutterstock
10. MAL HUMOR.- De la nada cambias de humor. Un minuto te ves feliz y ríes, y al siguiente eres una fiera. Puedes responsabilizar a los estrógenos o al cambio de clima, pero el problema de fondo es que tu pareja no entiende el porqué de tu cambio y, por supuesto, no sabe cómo debe tratarte.
6/25
Shutterstock
La próxima vez que sientas que puedes convertirte en la versión femenina de “Hulk”, sería mejor que le compartieras a tu pareja lo que estás experimentando y que pongas distancia de por medio. Un poco de soledad y reflexión evitarán que arrases con tu matrimonio.
7/25
Shutterstock
9. CUCHILLITO DE PALO.- A ningún hombre, marido o no, le agrada tener tras de sí a una mujer que le esté recordando de manera incesante todo lo que debe hacer.
8/25
Shutterstock
Si quieres una relación adulta y madura, empieza por compórtate como tal. Cuando se trate de labores domésticas, habla con tu marido y dividan las responsabilidades, en el entendido de que habrá el compromiso mutuo de cumplir, sin necesidad de que debas recordárselo cada cinco minutos.
9/25
Shutterstock
8. LAS FACHAS.- Aunque tengas un ejército de hijitos de todos tamaños y más trabajo del que puedes desarrollar en un día, cuando estás en casa a tu marido no le agrada verte tan “cómoda” que parezcas el espantapájaros de Halloween.
10/25
Shutterstock
No se trata de que te vistas como para asistir a una alfombra roja, pero al menos de que se vea que te gusta arreglarte para sentirte bien contigo y que los demás, empezando por tu marido, te vean como la hermosa mujer que eres.
11/25
Shutterstock
7. LA CRÍTICA CASTRANTE.- Una relación de pareja debe ser un espacio que permita el crecimiento de los dos, pero impulsar a tu marido para que se supere no supone que descalifiques todo lo que hace y lo hagas sentir menos.
12/25
Shutterstock
Si no puedes dejar a un lado los comentarios crueles hacia tu marido, será mejor que replantees si deseas estar con él. No se trata de que crees un infierno para dos.
13/25
Shutterstock
6. QUIERES QUE TE LEA LA MENTE.- Tu marido (ni ningún otro hombre) puede leer tu mente y saber qué te ocurre. Así que cuando él pregunta “qué te pasa” y tú le respondes “nada”, él inmediatamente asume que así son las cosas y que tú estás bien.
14/25
Shutterstock
Sin embargo, tú sabes que sí te pasaba algo y sabes qué es, pero en vez de decirlo, prefieres estar enojada durante horas. Así que si quieres ahorrarte ese desgaste de energía, sería mejor que la próxima vez que tu marido te diga “qué tienes”, tú le comentes cuál es tu malestar. Evitarás toneladas de frustración.
15/25
Shutterstock
5. DISCUSIONES HISTÓRICAS.- La razón de tu enojo ocurrió en tu segunda cita de novios, pero años después sigues recordándola y usándola como argumento cuando discutes con tu pareja.
16/25
Shutterstock
Las cosas que te molestan deben tratarse casi casi en el momento, apenas baje el enojo para tener mente fría, y una vez que soluciones las cosas, ya no toques nuevamente el tema. De lo contrario, los pleitos durarán años y la relación se estancará.
17/25
Shutterstock
4. INTERROGADORA FEROZ.- No importa el día ni la hora, siempre estás presta para lanzar una interminable cadena de preguntas: "a dónde fuiste?", "¿con quién estabas?", "¿por qué no me llamaste?". Y aunque tengas todo el derecho de saber dónde estaba tu marido, hay límites para preguntarlo.
18/25
Shutterstock
La razón es que lo primero que refleja tanta pregunta es la desconfianza hacia tu marido, y un matrimonio que no se base en la confianza está destinado a naufragar.
19/25
Shutterstock
3. OTELO CON FALDAS.- Los celos y la inseguridad son uno de los monstruos más amenazantes de cualquier relación y se cuela a partir de la punzada que sientes al ver que tu marido mira disimuladamente a otra mujer o que es amable con ella.
20/25
Shutterstock
La verdad es que si tu marido no quisiera estar contigo, no estaría. Así que lo mejor que puedes hacer por ti es trabajar en tu autoconfianza para que estés segura de tu belleza y el amor que inspiras.
21/25
Pixabay
2. DISCUSIONES Y AGRESIONES PÚBLICAS.- Esto va más allá de los celos, la inseguridad o las conductas castrantes. Se trata de violencia doméstica, aunque quizá a la inversa.
22/25
Shutterstock
Si recurres a las rabietas para salirte con la tuya y cada vez las subes más de tono, sería conveniente que acudieras a un terapeuta y vieras cuál es la razón atrás de esa forma inmadura de actuar.
23/25
Shutterstock
1. PRETEXTOS PARA EVITARLO.- El argumento más frecuente para evitar una noche de pasión con los maridos es el consabido “tengo dolor de cabeza”, que no es más que un pretexto que esconde la falta de sinceridad hacia la propia mujer y también hacia el marido.
24/25
Shutterstock
Porque estarás de acuerdo en que nadie tiene un permanente dolor de cabeza y, si hay alguien que nunca tiene relaciones sexuales con su marido, cuál sería la razón para que sigan juntos.
25/25
Pixabay
Porque estarás de acuerdo en que nadie tiene un permanente dolor de cabeza y, si hay alguien que nunca tiene relaciones sexuales con su marido, cuál sería la razón para que sigan juntos.
Contáctanos