Tras dejar muertos y catástrofe en el sur, ahora NYC sufre castigo de Florence