Sexo, puñaladas y un macabro descubrimiento en depósito alquilado