Curvas, transparencias y hasta una diablita: las más atrevidas de los premios MTV