Caso Emely Peguero: Las terribles pruebas físicas presentadas en juicio de fondo