CLARO Y SIMPLE

CNBC: Lo que dicen los principales ejecutivos en EEUU sobre una posible recesión en 2023

Telemundo

What to Know

  • Los directores ejecutivos de JPMorgan, General Motors, Walmart, United y Union Pacific se están preparando para una desaceleración económica.
  • Entre los temas citados se encuentran el aumento de las tasas de interés, la inflación y las preocupaciones geopolíticas.
  • Las empresas están adoptando un enfoque conservador para 2023.

NUEVA YORK -- A medida que se acerca 2023 y se avecina la perspectiva de una recesión, las empresas estadounidenses se preparan para una desaceleración en el gasto de los consumidores.

Los directores ejecutivos de las principales empresas, incluidas Walmart y General Motors, estuvieron en el programa "Squawk Box" de CNBC el martes por la mañana para hablar sobre la inflación, las tasas de interés, la geopolítica y lo que todo significa para sus perspectivas en el nuevo año.

Esto fue lo que dijeron:

Jamie Dimon, JPMorgan

Al Drago | Bloomberg | Getty Images

El aumento de las tasas de interés, la inflación récord, la presión geopolítica y otros factores podrían unirse en una recesión, el CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, le dijo a CNBC.

Los ahorros y la ayuda del gobierno durante la pandemia están ayudando a mantener estables las billeteras de los consumidores, pero la inflación y las subidas de tipos están “erosionando todo”, dijo.

El CEO proyectó que el elevado gasto de los consumidores de 2022 no durará mucho más y subrayó el riesgo que representa el aumento de las tasas de interés a medida que la Reserva Federal trabaja para frenar la inflación.

La agitación geopolítica de este año, incluida la guerra en Ucrania y el comercio tenso con China, también se encuentran entre las "nubes de tormenta" que Dimon está observando. A medida que el dólar se fortalece, señaló que el comercio internacional de algo como el petróleo seguirá encareciéndose, ya que las monedas más débiles se ven obligadas a igualar la diferencia.

“Cuando miras hacia el futuro, esas cosas pueden descarrilar la economía y causar esta recesión de leve a fuerte que preocupa a la gente”, dijo Dimon. “Podría ser un huracán. Simplemente no lo sabemos”.

Mary Barra, GM

Mandel Ngan | AFP | Getty Images

La directora ejecutiva de General Motors, Mary Barra, anticipa vientos en contra económicos el próximo año, pero aún no está haciendo sonar las alarmas de una recesión.

“No voy a llamar a una recesión, eso es algo que deben hacer los economistas”, dijo Barra a CNBC. “Pero en este momento, todavía estamos viendo un consumidor bastante fuerte”.

Aun así, el fabricante de automóviles está procediendo con cautela para estar preparado para un posible colapso de la demanda, similar a lo que han visto otras industrias. Durante la pandemia, cuando los consumidores gastaban menos en viajes y servicios, algunas industrias vieron una demanda elevada y se sorprendieron cuando esa demanda desapareció más tarde.

Barra dijo que GM está preparando “un 2023 bastante conservador” en cuanto a costos para evitar ser sorprendida, pero que todavía ve una “demanda acumulada” persistente por la pandemia.

Barra también espera que los problemas relacionados con la pandemia, como la escasez de semiconductores y las cadenas de suministro tensas, persistan hasta 2023 a pesar de las mejoras cada trimestre.

Doug McMillon, Walmart

Janhvi Bhojwani | CNBC

El CEO de Walmart, Doug McMillon, no quiere una recesión, pero cree que podría ser un mal necesario para aliviar la inflación de sus clientes.

“Tenemos algunos clientes que son más conscientes del presupuesto que han estado bajo la presión de la inflación durante meses”, dijo McMillon. “¿Debería la [Reserva Federal] hacer lo que tiene que hacer, incluso si es un aterrizaje mucho más difícil de lo que nos gustaría? Creo que hay que lidiar con la inflación”.

Aunque Walmart todavía está viendo fuertes compras, McMillon ha detectado un gasto más conservador en ciertas categorías, como productos electrónicos y juguetes.

Walmart ha visto cómo los problemas de personal de la era de la pandemia comienzan a disminuir a medida que aumenta los salarios, pero McMillon señaló que todavía hay presión de contratación a nivel de cajero. Si golpea una recesión fuerte, McMillon se aseguró de que Walmart no recurriría a recortes de personal.

“Los clientes y miembros deben ser atendidos para que eso impulse nuestra plantilla. El crecimiento probablemente seguirá aumentando”, dijo McMillon.

Scott Kirby, United Airlines

Chip Somodevilla | Getty Images

El director ejecutivo de United Airlines, Scott Kirby, le dijo a CNBC que su compañía está comenzando el año con optimismo, pero que 2023 podría ver una "recesión leve inducida por la Reserva Federal".

Los viajes de negocios están disfrutando de un repunte constante desde el colapso de la era de la pandemia, pero Kirby dijo que la demanda de los viajeros se está estancando, lo que podría indicar un "comportamiento previo a la recesión".

Y aunque la industria se encuentra en la "octava entrada" de la recuperación de COVID, Kirby dijo que todavía está luchando contra los problemas que quedaron de la pandemia, como la escasez de pilotos y el combustible caro.

Por ahora, las aerolíneas han cosechado los beneficios del trabajo híbrido, con el aumento del trabajo remoto brindando a las personas más flexibilidad para viajar, dijo Kirby.

United aún mantiene una perspectiva positiva ya que sus cifras de ingresos continúan aumentando. Kirby dijo que la compañía está "volviendo a márgenes de ganancias casi históricos".

“Si no mirara CNBC por la mañana, lo cual hago, la palabra recesión no estaría en mi vocabulario”, dijo Kirby. “Simplemente no puedes verlo en nuestros datos”.

Lance Fritz, Union Pacific

El envío se está desacelerando, el CEO de Union Pacific Railroads, Lance Fritz, le dijo a CNBC, una señal de que el gasto del consumidor está disminuyendo y la economía se está endureciendo.

“El mercado de la vivienda se ha desacelerado claramente y el empaque de paquetes claramente se ha desacelerado y lo estamos viendo en los envíos de papel y paquetes”, dijo.

Fritz dejó que la Reserva Federal decidiera si ejercer presión sobre la billetera del consumidor, y potencialmente desencadenar una recesión en 2023, vale la pena para frenar la inflación. A medida que las tasas continúen subiendo, dijo que el gasto y la demanda seguramente bajarán.

“La Fed está tratando de golpearnos a todos en la línea de fuego con una economía más lenta y una demanda perjudicada. No es bueno”, dijo Fritz.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Rebecca Picciotto para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí.

Contáctanos