“Killadamente” contagia nuestro estudio con su humor