misterio

Caso abierto: restos hallados en 1976 en California lleva autoridades a NJ

NUEVA JERSEY -- Después de casi medio siglo, la policía estatal de Nueva Jersey pudo ayudar a investigadores en San Francisco a identificar los restos de una niña asesinada – gracias a la tía paterna que nunca perdió la esperanza.

La historia parece salir de las páginas de una novela de suspenso – que tiene lugar a través de 43 años.

La desafortunada historia comenzó a desmoronarse cuando un hombre que paseaba a su perro el 1 de octubre de 1976 descubrió una mano que sobresalía de la arena detrás de una estación de bombeo en Lake Merced en San Francisco, California, según la Policía Estatal de Nueva Jersey.

Posteriormente, los detectives de California determinaron que la víctima era una joven asiática cuyo cuerpo fue encontrado con joyas distintivas, incluyendo una cadena de oro y un collar con un diseño de un búho hallada en su bolsillo.

La muerte de la joven fue declarada un homicidio.

Años más tarde, un hombre llamado William Shin le dijo a la policía en San Francisco que recordaba haber tenido una hermana cuando era un niño que desapareció a la edad de 14 años y que nadie en su familia había "visto o escuchado de ella desde 1976", según la Policía Estatal de Nueva Jersey.

Como resultado, la policía de San Francisco comenzó a pensar que los restos descubiertos en 1976 eran de Judy Gifford y encontraron a una tía paterna de Judy, Ogee Gifford, en Southampton, Nueva Jersey. Fue entonces cuando contactaron a la Policía Estatal de Nueva Jersey para pedir ayuda.

Resultó que Ogee nunca cambió su número de teléfono, ya que tenía la esperanza de que su sobrina desaparecida llamara, dijo la policía.

Fue entonces cuando el sargento Erin Micciulla y el detective Jeff Greco, de la Unidad de Personas Desaparecidas de la Policía Estatal de Nueva Jersey, se reunieron con la tía en junio y recolectaron una muestra de ADN, registros dentales y fotografías -- incluyendo fotografías de Judy con una cadena de oro y un collar con un colgante de un búho.

Después de 43 años de no tener un nombre, el 14 de noviembre, el Departamento de Justicia de California anunció que los restos del cadáver encontrado en 1976 fueron identificados positivamente como los de Judy Gifford.

Días después, el 22 de noviembre, a Ogee se le notificó personalmente que su sobrina era de hecho la joven que hallada hace casi medio siglo.

El caso sigue siendo una investigación activa dirigida por el Departamento de Policía de San Francisco.

Derechos de autor TLMD - Nueva York
Contáctanos