Juegos Olímpicos de Tokyo 2020

Super mamá: atleta de EEUU en camino a JJOO después de dar a luz en enero

Aliphine Tuliamuk dice que sabe lo afortunada que es de regresar a la carrera en tan poco tiempo.

marathon

Lo que debes saber

  • Al tomárselo con calma y firmeza --consejos de otras mamás que corren largas distancias--, Aliphine Tuliamuk para poder regresar al deporte después de dar a luz en enero.
  • También fue autorizada para tener una animadora: Zoe Cherotich Gannon, de casi 7 meses.
  • Esto después de ayudar a presionar a los organizadores para que permitan a las madres que amamantan llevar a sus bebés a los Juegos Olímpicos.

TOKIO - A veces, sus entrenamientos en una máquina de ejercicios se interrumpían cuando Zoe comenzaba a llorar.

Pequeños pasos, se recordó a sí misma la maratonista estadounidense Aliphine Tuliamuk.

A veces, se quedaba despierta hasta tarde cuando Zoe estaba inquieta, a pesar de que tenía que correr temprano por la mañana.

Pequeños pasos, se dijo a sí misma.

Al tomárselo con calma y firmeza, consejos de otras mamás que corren largas distancias, Tuliamuk trabajó duro para poder regresar al deporte después de dar a luz en enero. Y regresó, hasta llegar a Tokio, donde estará el sábado: la línea de salida del maratón femenino en Sapporo para los Juegos de Tokio.

También fue autorizada para tener una animadora: Zoe Cherotich Gannon, de casi 7 meses (tiene una visa). Esto después de ayudar a presionar a los organizadores para que permitan a las madres que amamantan llevar a sus bebés a los Juegos Olímpicos.

Pequeños pasos, de hecho.

"Funcionó", dijo Tuliamuk, "perfectamente".

El plan original era formar una familia después de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. Pero cuando los Juegos de verano fueron pospuestos por la pandemia, Tuliamuk, de 32 años, y su prometido, Tim Gannon, decidieron no esperar. Tenía un lugar en el equipo gracias a su victoria en las pruebas de maratón de EE.UU. el 29 de febrero de 2020, pocos días antes de que el coronavirus cerrara las cosas.

España aseguró presea en el deporte que solo veremos en estos Juegos, donde un latinoamericano le dio su primer metal dorado a los ibéricos.

Ahora sabe lo afortunada que fue de regresar en tan poco tiempo. Todo salió según lo planeado con el embarazo y el parto el 13 de enero. La recuperación también. ¿El único ajuste? Los entrenamientos están en el horario de Zoe.

“Ahora miro hacia atrás y me doy cuenta de lo ingenua que fui”, dijo Tuliamuk. “Fui muy ingenua al pensar que me quedaría embarazada de inmediato, que podría terminar mi embarazo y luego podría regresar muy rápido. Esas son cosas que no sabía, pero también tuve mucha suerte".

Después del nacimiento de su hija, no empezó a correr hasta unas ocho semanas después. A partir de ahí, volvió a concentrarse en el deporte. Eso fue por consejo de su médico, su fisioterapeuta e inspirándose en corredoras mamás como Kara Goucher y Alysia Montano.

Tuliamuk se puso creativa con sus entrenamientos, colocando a Zoe a su lado mientras ella se subía en unos minutos a una máquina elíptica antes de detenerse para alimentarla.

Cualquier cosa para iniciar a Tuliamuk en el camino de regreso.

La atacante de Estados Unidos ya anotó un gol de córner directo con el "Team USA". Fue en los Juegos de Londres de 2012 ante Canadá.

"Cuando se va a dormir, la pongo de nuevo en la cama y regreso y termino un entrenamiento, incluso si estoy muy cansada y no tengo ganas de entrenar más", dijo Tuliamuk, quien divide su tiempo entre Santa Fe , Nuevo México y Flagstaff, Arizona. “Yo digo, 'Tengo que hacer esto'. Por la noche, el sueño no está garantizado. Tengo que despertarme y salir a correr, sintiéndome como un zombi".

Su primera carrera de regreso fue el 4 de julio en Atlanta. Un 10K que produjo un tiempo de 32 minutos, 41 segundos y un sexto puesto.

Simplemente afirmó algo que ella sabía: estaba en el camino correcto. Porque ese tiempo fue en realidad unos ocho segundos más rápido que su tiempo ganador en 2017.

“Hasta ahora todo va bien”, dijo Tuliamuk, una de 32 hermanos, todos los cuales compartían un padre. “Es más difícil de lo habitual, pero no estoy lesionada, así que eso es algo bueno. Es solo tener la sensación de que estoy volviendo de estar fuera de forma. Pero realmente me encanta. Me encanta el dolor".

Tuliamuk hizo su última gran sesión de preparación hace unas semanas: 15 millas a un ritmo de 5:41.

La deportista española venció en la final de la disciplina de katas a la japonesa Shimizu, ídolo nacional, y consiguió la segunda presea dorada.

"No sé qué significa esto para mi carrera, pero soy muy optimista", dijo en una publicación en las redes sociales.

Esto ciertamente le levantó el ánimo: Zoe recibió recientemente su visa para viajar a Japón, donde se llevarán a cabo los maratones olímpicos en Sapporo debido a preocupaciones por el calor en Tokio.

A finales de junio, el Comité Olímpico Internacional anunció que a las madres lactantes se les permitía llevar a sus bebés a Tokio.

“Qué alivio se siente al no tener que imaginarme a mi hija lactante a millas de distancia de mí”, publicó. "Gracias al COI y al país anfitrión de Japón por asegurarse de que las madres lactantes no tuvieran que elegir entre sus bebés y sus carreras".

Nacida en Kenia, Tuliamuk solía correr alrededor de ocho millas por día en su remota aldea. En la escuela primaria, comenzó a tomárselo en serio. Su talento era obvio, ganaba carreras incluso si no tenía zapatillas para correr.

En una ocasión, conoció a la maratonista keniana Tegla Loroupe, que estaba dando una charla en la escuela de Tuliamuk y le hablaron de su talento. Le dio a Tuliamuk un par de zapatillas de carreras.

Solo que Tuliamuk no las usaba con tanta frecuencia, se veían demasiado bonitas.

Fue reclutada para postularse a la universidad de Iowa State antes de transferirse a Wichita State, donde estableció numerosos récords escolares.

Uno de sus momentos de mayor orgullo fue en abril de 2016, cuando se convirtió en ciudadana estadounidense.

“Se cantó el himno nacional y recuerdo haber llorado”, dijo.

Espera volver a escuchar la canción, en Sapporo.

"Si eso sucediera, sería el punto culminante de toda mi carrera hasta ahora", dijo Tuliamuk. "Significaría muchísimo para mí".

Contáctanos