Se calienta primera audiencia pro reforma