El debate decepcionó a muchos