David Bisbal, más íntimo