Qué hacer para evitar ir a parar a un asilo de ancianos

La falta de confianza en ese servicio hace que los hispanos no acudan a esos lugares.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Qué hacer para evitar ir a parar a un asilo de ancianos
    Shutterstock
    El cuidado de los ancianos puede ser una tarea que desgaste al entorno familiar.

    WASHINGTON - Los hispanos en Estados Unidos tienen una esperanza de vida mayor, pero una encuesta descubrió que pocos confían en que las casas para ancianos y otras instalaciones con asistencia a los adultos mayores podrán satisfacer sus necesidades.

    La encuesta, realizada de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research (Centro NORC para la Investigación de Asuntos Públicos), también mostró que cerca de la mitad de los hispanos mayores se han topado con barreras lingüísticas o culturales que tienen que ver con los proveedores de atención médica.

    Menos de dos de cada 10 hispanos mayores de 40 años dicen estar muy confiados en que las residencias de reposo para la tercera edad y otras instalaciones similares pueden acomodarse a sus necesidades culturales, según la encuesta.

    Los expertos citan dos factores que podrían estar contribuyendo a esa falta de confianza: las normas sociales entre las familias hispanas que desalientan el cuidado externo de sus familiares mayores y la falta de proveedores de alta calidad.

    "La calidad no es solo el cumplimiento de los requisitos del gobierno, sino también un compromiso alto y un sentido de comunidad", explicó Jacqueline Angel, profesora de sociología de la Universidad de Texas en Austin, quien ha investigado el tema del envejecimiento entre los hispanos.

    Jane Delgado, presidenta de la National Alliance for Hispanic Health (Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos), coincide. Afirma que la mayoría de los ancianatos no están en sintonía con las necesidades particulares de los hispanos. "La cultura no es algo que les interese".

    La encuesta encontró también que aproximadamente la mitad de los hispanos han tenido dificultades para comunicarse con un proveedor de atención médica debido a barreras culturales (47%) o el idioma (45%).

    Angel dijo que eso puede resultar en un menor uso de las instalaciones de atención a largo plazo.

    Los hispanos representaron el 5.5% de todos los residentes de asilos de ancianos en Estados Unidos durante el primer trimestre de 2016, según los datos del gobierno. Los latinos representaban alrededor del 8% de la población de 65 años o más.

    La investigación muestra que las tasas actuales de admisión en hogares de ancianos para los hispanos están muy por debajo de los niveles de otros grupos étnicos, añadió Angel.

    Eso ocurre incluso teniendo en cuenta que los hispanos tienden a vivir más. Las estadísticas del gobierno muestran que los latinos tienen una esperanza de vida de 82 años, más larga que los blancos no hispanos (78.7 años) y los negros no hispanos (75.1 años). Las mujeres hispanas tienen una esperanza de vida de 84.3 años.

    En todo caso, si te toca hacerte cargo de un anciano y no tienes planes de enviarlos a un asilo, es importante que establezcas planes para hacer de esta tarea algo más llevadero. No está de más hacer turnos con otros familiares para evitar el agotamiento que esta tarea acarrea.

    La tarea puede ser complicada, así que no sobra prestar atención a los síntomas de agotamiento que se pueden experimentar. Como debes sentirte bien para hacer sentir bien al anciano, no sobra dedicarle tiempo a las actividades físicas y de recreación. Y si puedes incorporar a los abuelitos, mejor para todos.

    Una de las recomendaciones que más se hacen es evitar el maltrato al adulto mayor. La mayoría de los esos casos reportados por la Organización Mundial de la Salud indican que son las personas cercanas quienes terminan maltratando a sus parientes, así que haz todo lo posible para brindarle respeto y cariño a quienes te lo brindaron a ti.