"Ya no hay felicidad", joven pide la eutanasia

"Ya no hay felicidad", joven pide la eutanasia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Morir de forma asistida no es una decisión pensada solo con su sufrimiento en mente, el puertorriqueño Miguel Carrasquillo también piensa en su familia y quiere "morir con dignidad". Por eso, está seguro de que su camino a tomar es la eutanasia. 

    Cuando en 2012 le fue confirmado el padecimiento de cáncer y la existencia de un tumor cerebral, Miguel comenzó una lucha que se extiende hasta el presente, sin embargo, su cuerpo cansado y el progreso del padecimiento hoy lo convencen de que morir de manera asistida es la mejor forma para evitar el sufrimiento tanto suyo como el de su familia. 

    Tema relacionado: Muere el rapero Mexicano por padecimiento de cáncer

    "Yo deseo morir con dignidad, que mi familia me recuerde a mí con una sonrisa en la cara y con alegría. Yo no quiero, que mi familia me recuerde como una persona postrada en una cama y ellos sufriendo y yo sufriendo por el otro lado viéndolos a ellos", expresó con seguridad el joven de 34 años diagnosticado con glioblastoma multiforme. 

    Paciente de cancer pide morir con dignidad

    Paciente de cancer pide morir con dignidad
    Miguel Carrasquillo, un joven paciente de cancer terminal, pide que le permitan morir con dignidad por medio de la eutanasia. (Publicado viernes 24 de julio de 2015)

    La petición del joven, despierta en la Isla una nueva discusión sobre la eutanasia, sin embargo, en su hogar su decisión es respetada, al menos por su papá.

    "No estamos de acuerdo, pero respetamos tu decisión por que ya tu eres mayor de edad", expresó el padre del joven, Miguel Carrasquillo. 

    El gioblastoma, es un tumor en el cerebro que afecta el sistema nervioso central y que en Miguel cada día tiene un efecto distinto. 

    "La sintomatología siempre está ahí, todos los días me levanto con un dolor diferente... todos los días es una historia diferente. Para mí ya no hay felicidad, la felicidad es momentánea. Yo trato de vivir cada día lo mejor que puedo postrado en mi cama que es cuando mejor me siento", afirmó el joven, que ha recibido tratamiento en Puerto Rico y en la ciudad de Chicago, Ilinois en Estados Unidos. 

    Ya que en la Isla no hay una ley que apruebe la muerte asistida, Miguel planifica trasladarse a Colombia a principio del año 2016 para someterse al proceso de muerte asistida. Mientras tanto, continúa su tratamiento localmente, apoyado por su familia, acompañado de su mascota,  "Pico",  y con un gasto mensual que aproximadamente alcanza los $600.00 en tratamiento y medicamentos. 

    (Si usted desea ayudar económicamente a Miguel, puede hacerlo con un depósito a la cuenta 043694985 del Banco Popular.)   

    En otro tema de interés: "Dolida" pareja del presunto violador Haz click aquí o presiona en la foto.