Señalan a Peña Nieto por gastos en publicidad

Señalan a Peña Nieto por gastos en publicidad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Investigaciones estiman que en los dos primeros años de gobierno de Peña Nieto se han destinado más de 15 mil millones de pesos para promocionar la gestión de su gobierno.

    Dos centros de análisis e investigación denuncian que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha realizado gastos excesivos en  publicidad desde su llegada al máximo cargo del país.

    David Mora, investigador de la organización Artículo 19, señala que “nunca antes un presidente había gastado tanto publicitando  programas, políticas de gobierno, los resultados y también la imagen del gobierno”.

    [Te puede interesar: Matt Damon califica de “xenófobo” a Trump]

    Mora dice que la institución dedicó meses de trabajo y solicitó acceso a documentos oficiales, para concluir que en los dos primeros años de gobierno de Peña Nieto se han destinado más de 15 mil millones de pesos para promocionar la gestión de su gobierno.

    Acusan a Peña Nieto por gastos exorbitantes en publicidad

    Acusan a Peña Nieto por gastos exorbitantes en publicidad
    Dos organizaciones señalan al presidente por lo que ha invertido en la promoción de su gestión. (Publicado jueves 27 de agosto de 2015)

    Y como prueba del exceso, indican los investigadores que compararon los pagos hechos durante el 2013 con lo que gastaron  mandatarios anteriores durante su primer año de gestión. “Peña Nieto gastó más del 35% de lo que gastó Felipe Calderón en el 2007 y más de 104%, el doble que Vicente Fox en el 2002”, acota Mora.

    [Nota Relacionada: Enrique Peña Nieto hace cambios en su gabinete]

    Telemundo solicitó una reacción de la Presidencia de la República y los funcionarios respondieron, vía telefónica, que no estaban enterados de este informe y que analizarían los datos antes de dar una respuesta.

    Los investigadores revelaron además que la mitad de los gastos por publicidad fueron entregados a cadenas de radio y televisión,  a pesar de que el gobierno federal dispone por ley de tiempos oficiales para trasmitir los contenidos del Estado.