Mueren dos bebés baleados en México

Las autoridades de Michoacán dijeron desconocer el motivo del homicidio múltiple. Las víctimas aún no han sido identificadas.

Mueren dos bebés baleados en México
Crédito: EFE
Por AP 4 de septiembre de 2014

MÉXICO-- Cinco personas, entre ellos dos bebés, murieron baleadas y sus cuerpos fueron encontrados en un estado occidental de México.
La policía de investigación del estado de Michoacán encontró los cuerpos de una beba de un mes, un menor de 2 años, dos mujeres y un hombre en una camino no pavimentado del municipio de Susupuato.
La fiscalía informó que una llamada telefónica alertó a las autoridades de que se encontraban varios cuerpos sin vida cerca de la frontera que divide a Michoacán del Estado de México. Las víctimas presentaron heridas de bala. En el lugar, fueron localizados y asegurados seis cartuchos.
Las autoridades de Michoacán dijeron desconocer el motivo del homicidio múltiple. Las víctimas aún no han sido identificadas.
En otros ataques en el centro del país, hombres armados ingresaron e incendiaron tres tiendas de conveniencia en comunidades del Estado de México y del estado de Hidalgo, informaron autoridades el lunes. Dos empleados sufrieron quemaduras.
Cuauhtémoc Granados, responsable de investigaciones de la fiscalía del estado de Hidalgo, informó que hombres armados rociaron de combustible las tiendas Oxxo en dos ciudades y prendieron fuego el domingo por la noche.
En el primer caso en la ciudad de Tula, ocho hombres realizaron disparos antes de incendiar el lugar y causar quemaduras a una empleada y un empleado del lugar. El segundo ataque fue en Tizayuca, dijo Granados.
Los tres ataques ocurrieron el domingo por la noche.
Granados dijo que los investigadores no descartaban la actuación de pandillas en los incidentes, aunque dijo que todavía no encontraba evidencia de que los ataques estuvieran relacionados.
El gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, dijo a Radio Fórmula que los ataques podrían ser para intimidar a los negocios de la zona y obligarlos a pagarles a grupos criminales.
"Creo que va por el lado de espantar a los comercios para después querer extorsionarlos", expresó Olvera.