Estudiante indocumentado pide recibir sueldo

Estudiante indocumentado pide recibir sueldo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    José Salazar es presidente del cuerpo estudiantil de la universidad Cal State Long Beach.

    LOS ÁNGELES (California) - El Presidente del cuerpo estudiantil de la universidad Cal State Long Beach también es indocumentado.

    Ese puesto es resultado de una elección entre el alumnado y es un cargo remunerado, pero no para José Salazar debido a su estado migratorio.

    Salazar pasa mucho tiempo en el Dream Center de CSULB, un centro de recursos para los indocumentados. También pasa mucho tiempo en su oficina de la universidad como presidente del cuerpo estudiantil.

    "Incluso si se tiene el mayor número de probabilidades en contra, si se trabaja lo suficientemente duro se puede lograr lo que se quiera", dijo Salazar.

    Salazar es el primer estudiante indocumentado en ser elegido para ese puesto. Mientras que él no necesitaba un número de seguro social para postularse para un cargo, necesita uno ahora para recibir el pago por su posición.

    "Ha sido todo un reto", dijo Salazar.

    La matrícula de Salazar no se cobra como una gratificación que viene con el cargo de presidente, pero su condición de indocumentado le impide recibir una compensación de $ 1,200 al mes.

    Ahora Salazar insta a la escuela para cambiar la política pues dice que su medio de vida depende de ello.

    "Ahora que la escuela comenzó es muy difícil para mí generar algún tipo de ingreso debido a este trabajo y tengo la escuela", dijo. “No usaré el dinero en mi. Voy a usarlo para ayudar a mi familia."

    Salazar llegó a Estados Unidos cuando tenía 8 años de edad. Él solicitó estatus diferido a través de DACA, una política de inmigración que permite a ciertos inmigrantes indocumentados que entraron al país antes de cumplir los 16 años el recibir un permiso renovable de trabajo por dos años y la exención de deportación. Pero podrían pasar varios meses antes de que llegue una respuesta.

    La escuela, por su parte, hace un llamado a legisladores para que se apruebe la petición de Salazar.

    "Él está trabajando muy duro en asegurarse de que su labor como presidente es un éxito”, dijo Jane Conoley, el presidente de CSULB. "No queremos que exista algo que sea una distracción. Queremos que se gradúe. Queremos que él consiga todo lo que pueda de la función de liderazgo en la que está."