Abogado: bala que mató a Kathryn Steinle habría rebotado en el piso

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC Bay Area

    SAN FRANCISCO – La bala que mató a una mujer en el Pier 14 de San Francisco, muerte que revivió el acalorado debate sobre inmigración, rebotó en el pavimento antes de impactarla en la espalda, por lo que el defensor púbico del acusado dijo que el homicidio fue accidental.

    Pero el detective de la policía de San Francisco, John Evans, dijo en un testimonio que la bala viajó en una línea recta, sugiriendo que Juan Francisco López Sánchez, estaba apuntando en la dirección de Kathryn Steinle, de 32 años.

    [Relacionado: Conoce qué son las ciudades santuario]

    Las versiones conflictivas del mismo evento emergieron el miércoles durante el segundo días de una audiencia preliminar para determinar si existe suficiente evidencia para que López Sánchez enfrente un juicio por cargos de homicidio. Testimonio adicional se espera el jueves en la tarde, y se espera que un juez decida.

    Evans testificó el miércoles que los investigadores encontraron un lugar en Pier 14 en donde una bala dejó una marca el 1 de julio antes de impactar a Steinle mientras estaba caminaba junto a su padre. El examinador médico, Michael Hunter, también testificó que la bala hizo una herida en forma rectangular en vez de una herida de bala típica, indicando también que la bala rebotó antes de impactar a Steinle.

    [Relacionado: Oakland: oficial dispara mortalmente a sospechoso]

    La fiscalía acusó a López Sánchez de disparar intencionalmente contra Steinle.

    Sánchez dijo a la policía que disparó la bala que mató a Steinle, pero calificó el incidente como un accidente, según su abogado Matt González y testimonio de la corte.

    López Sánchez dijo que encontró una pisola Sig Sauer calibre .40 envuelta en una camisa debajo de una banca. El arma pertenecía a un oficial de la Oficina de Administración de Tierras, quien reporetó que su arma de servicio había sido robada de su auto en el centro de San Francisco en junio.

    [Relacionado: Sospechoso de tiroteo en Virginia estudió y trabajó en la Bahía]

    Buzos sacaron el arma de la Bahía de San Francisco junto al muelle el día después del tiroteo.

    Andy Smith, expertos en balística, testificó que el arma estaba en buenas condiciones y que probablemente funcionaba correctamente.

    “Apretar el gatillo, como sea que fuese apretado, era la única manera de descargar la pistola”, dijo Smith. “Esta arma no podría estar sentada en una mesa y descargar de momento debido a alguna falla”.

    González sugirió que su cliente manejó el arma de forma errónea, la cual necesita 5 libras de presión para apretar el gatillo y disparar con éxito.

    González dijo que planifica llamar a un experto a la estrada el jueves para testificar sobre tiroteos accidentales que involucran el arma con la que López Sánchez disparó.