"Reforma afectará a hispanos"

Según los republicanos, el nuevo plan de salud será un obstáculo para crear empleos.

"Reforma afectará a hispanos"
Por AP 28 de agosto de 2014

WASHINGTON - Congresistas republicanos advirtieron el viernes que la reforma de salud ratificada la víspera por la Corte Suprema perjudicará a la comunidad hispana porque obstaculizará la generación de empleos de las pequeñas empresas y porque la multa impuesta a quienes no adquieran seguro médico terminará por afectar a familias de ingresos medios y bajos.


El representante Francisco Canseco, vicepresidente de la Conferencia Legislativa Hispana (integrada por republicanos) dijo en conferencia telefónica que la reforma de salud "sofoca a los pequeños negocios, no permite expansión de nuestras empresas e impide el crecimiento de trabajos".


La ley de salud tendrá mayor impacto entre latinos, según datos del Urban Institute, un centro no partidista para estudios sociales, debido a que en 2009 un 32% de los latinos carecían de seguro médico -más que cualquier otro grupo étnico- y la mitad de los latinos no veían a un médico de forma regular, según cifras oficiales.


Canseco indicó que el impacto en la generación de puestos de trabajo es especialmente importante en momentos en que los hispanos padecen una tasa de desempleo del 11%, superior a la tasa del 8% registrada entre la población general estadounidense.


La reforma de la salud "es opuesta a lo que debemos hacer para darle vuelta a la economía. Hay que proteger a los pequeños negocios, son la máquina de la economía", indicó el legislador por Texas, quien evitó suministrar un cálculo de cuántos empleos se dejarán de crear debido a la reforma de salud alegando que la implementación plena de la ley ocurrirá durante 2013 y 2014.


El Departamento de Salud y Servicios Humanos sostiene en su sitio web en español http://www.cuidadodesalud.gov que la responsabilidad del patrono se aplica a empresas con más de 50 empleados a tiempo completo.


Señala que con el objeto de reducir el costo del seguro, las empresas con hasta 25 empleados y que pagan salarios anuales promedio por debajo de 50,000 dólares pueden obtener un crédito tributario de hasta 35% (hasta el 25% para organizaciones sin fines de lucro) para compensar el costo de su seguro.


Luis Miranda, portavoz de la Casa Blanca, dijo a AP que los interesados en adquirir seguro médico podrán comparar precios y se beneficiarán de un incremento en la competencia que permitirán mercados conocidos en inglés como "insurance exchanges", tal como actualmente se puede comprar en internet boletos de avión.


Miranda indicó que además de pequeñas empresas, 18 millones de personas podrán recibir créditos fiscales que reducirán su costo al adquirir seguro médico.


Canseco dijo que la ratificación de la Corte Suprema le concede más urgencia a la revocación plena de la ley de salud, coincidiendo con el anuncio del candidato presidencial republicano Mitt Romney de revocar la legislación en caso de ganar las elecciones de noviembre.


"Solo una renovación completa de la ley puede proteger a los pequeños negocios, a nuestras libertades y nuestras familias de esta ruinosa ley", agregó.


El máximo tribunal decidió el jueves que la ley es constitucional porque su elemento central -el requisito de que todos los estadounidenses obtengan seguro médico o paguen una multa al gobierno federal- constituye un impuesto que puede ser impuesto legalmente por el Congreso.


El presidente de la Conferencia Legislativa Hispana, el representante Mario Diaz-Balart, acusó al gobierno del presidente Barack Obama de pechar con un nuevo impuesto a las familias de ingresos medios y bajos que no adquieran el seguro médico y deban pagar la multa.


"El mandato individual es un impuesto para los que ganan poco, porque los ricos ya tienen seguro médico", dijo. "Desafortunadamente no han dicho la realidad sobre esta legislación".


Romney dijo la víspera que la reforma de salud incrementa los impuestos a los estadounidenses en aproximadamente 500,000 millones de dólares.


Miranda rechazó que el pago sea un impuesto y lo describió como una multa, que justificó para evitar que el total de los contribuyentes terminen asumiendo los costos generados por la atención médica de emergencia que requiera una persona que rehusó adquirir el seguro médico pese a que tenía los recursos económicos para hacerlo.


La Casa Blanca sostiene que desde que comenzó a implementarse la ley en 2010, seis millones de latinos obtuvieron acceso a cuidados médicos preventivos y que nueve millones de hispanos lo tendrán en 2014, de un total de 30 millones de nuevos beneficiarios.