¿Qué propone Romney a los inmigrantes?

Entérate cuál sería el panorama, si llega a la Casa Blanca.

¿Qué propone Romney a los inmigrantes?
Crédito: EFE
Por AP 29 de agosto de 2014

BOSTON - El virtual candidato presidencial del Partido Republicano, Mitt Romney, tiene antecedentes mixtos en cuanto a sus políticas sobre la inmigración, según quedó demostrado durante sus cuatro años como gobernador de Massachusetts.


Ese historial podría ayudar a vislumbrar la manera en que Romney trataría a los inmigrantes si llega a la Casa Blanca.


Lanzó una cruzada para impedir que los inmigrantes sin permiso para estar en Estados Unidos gozaran de cuotas universitarias preferenciales, emprendió una dura ofensiva para ampliar las facultades de los policías estatales para detener inmigrantes irregulares y fue el adalid de una campaña para que se impartieran sólo cursos en inglés a los estudiantes en educación bilingüe.


Con todo, Romney también mostró un lado compasivo, cuando intercedió personalmente en favor de un profesor inmigrante en riesgo de deportación, cuyo caso tuvo una gran resonancia en los medios de comunicación en Massachusetts.


Asimismo, en 2004, Romney promulgó una ley para que los jueces de inmigración advirtieran a los acusados sin ciudadanía que declararse culpables de ciertos delitos podría conducir en última instancia a su deportación.


Romney ha recomendado la aportación de más recursos a los programas "Inglés como una segunda lengua" porque deseaba ayudar a los recién llegados al país para que, al aprender inglés, pudieran competir mejor en la búsqueda de empleo, dijo su equipo de campaña.


"La visión de Mitt Romney es que la inmigración es lo que construyó a este país y que debemos alentar la inmigración legal, pero somos también una nación de leyes y que debemos decir no a la inmigración ilegal", puntualizó el vocero de Romney, Eric Fehrnstrom, en un comunicado por correo electrónico. "Esta visión muy sencilla es la que le dio carácter a las políticas de Mitt Romney como gobernador".


Como aspirante presidencial, Romney ha presentado este año posiciones diferentes durante la campaña electoral para las elecciones de noviembre.


Defendió una postura radical durante las primarias republicanas para cortejar a los conservadores, pero suavizó su retórica sobre la inmigración cuando surgió como el casi seguro candidato presidencial con la intención de ganar terreno entre los electores latinos, que son un factor crucial para superar en los comicios al presidente Barack Obama que busca la reelección.