Beneficios económicos de la reforma

El crecimiento económico y la creación de empleos tienen que ver con la reforma.

Beneficios económicos de la reforma
Crédito: Getty Images
Por TELEMUNDO LOCAL / EFE 11 de agosto de 2014

No es muy difícil darse cuenta de las enormes ventajas que tendría para Estados Unidos legalizar a once millones de indocumentados.


No sólo por la recaudación en las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) por concepto del pago de cada inmigrante que aspire a regularizar su situación, también por los impuestos de aquellos que no están al día y los que pagarán tan pronto dejen de trabajar bajo las sombras.


Por otra parte, la Casa Blanca afirmó que la reforma migratoria es una "necesidad económica" en EE.UU, por lo que el presidente, Barack Obama, insiste en que el Congreso actúe de forma bipartidista para lograr su aprobación.


Durante su acostumbrada rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que la prioridad "número uno" de Obama es el restablecimiento del crecimiento económico y la creación de empleos en Estados Unidos.


En ese sentido, destacó, la reforma migratoria rendirá beneficios para la economía.


"Es importante ver asuntos como la reforma migratoria, como ya lo ha dicho muy firme y públicamente el mundo de los negocios, como una necesidad económica. Los beneficios económicos de una reforma migratoria integral son muchos y muy importantes... es una razón principal por la que el presidente cree que necesitamos unirnos de forma bipartidista para lograrla", afirmó Carney.


El portavoz reiteró que el Gobierno de Obama considera que, para que el país se recupere de la peor recesión económica desde la Gran Depresión, se requiere invertir en sectores que creen trabajos bien remunerados, y en los sectores energético y de educación.


Según Carney, "no hay ninguna razón para demorar" la aprobación de la reforma migratoria y sí hay razones económicas para "continuar el progreso que se ha logrado" y aprobar un proyecto de ley que "refleje los principios que el presidente ha presentado y que hemos compartido con un grupo bipartidista en el Senado, y convertirlos en ley".


Preguntado por Efe sobre las negociaciones actuales para la reforma migratoria, Carney reiteró que para Obama la reforma migratoria "es absolutamente esencial para la salud de nuestra economía y la protección de nuestra clase media".


Obama espera trabajar con demócratas y republicanos en ambas cámaras del Congreso para lograr la reforma y "está claro que es una prioridad suya", subrayó Carney.


El portavoz se refirió a los principios que presentó el lunes pasado un grupo de ocho senadores -cuatro demócratas y cuatro republicanos- que servirán de "hoja de ruta" para una eventual reforma migratoria que permita la legalización de buena parte de los once millones de inmigrantes indocumentados en EE.UU.


El martes pasado, Obama presentó su propia propuesta migratoria durante un discurso en Las Vegas (Nevada), que difiere en algunos puntos de la del Senado, pero que comparte la meta de permitir la legalización de los indocumentados, resguardar la seguridad fronteriza y reformar el sistema de visas, entre otros elementos.


Ambas cámaras del Congreso estudian los puntos que deberán ser incluidos en un eventual proyecto de ley reformista.