Leer Más Copa FIFA Confederaciones »

Niño muere tras golpe accidental con un bate

processing...

BOLETÍN DE NOTICIAS

Juan Carlos Osorio y los puntos negativos de México
Telemundo Local
Kaiser Carlile, un niño de 9 años quien se desempeñaba como recoge-bates (bat boy) de los Liberal Bee Jays, un equipo de una liga local de beisbol en Kansas, murió tras ser golpeado en la cabeza por un bate.

Kaiser Carlile, un niño de 9 años quien se desempeñaba como recoge-bates (bat boy) de los Liberal Bee Jays, un equipo de una liga local de beisbol en Kansas, murió tras ser golpeado en la cabeza por un bate.

Según reporta el Wichita Eagle, el jovencito estaba cerca del círculo de espera durante el partido del sábado cuando un jugador adulto que "chequeaba su swing" accidentalmente le dio a Kaiser Carlile con el bate.

Dolor por muerte de niño a raíz de un batazo accidental

Dolor por muerte de niño a raíz de un batazo accidental
Kaiser Carlile, un niño de 9 años quien se desempeñaba como recoge-bates (bat boy) de los Liberal Bee Jays, murió tras ser golpeado en la cabeza por un bate.
(Publicado martes 4 de agosto de 2015)

El pequeño estaba en condición crítica y el domingo falleció. La familia de Kaiser llegó a Wichita y estuvo presente para el partido de la noche del domingo. Los jugadores eran conscientes de la muerte de Kaiser antes del partido, según el gerente Adam Anderson.

[Tema relacionado: Detienen a falso agente de inmigración]

"Acabamos de perder a un pequeño de 9 años de edad y es muy triste", dijo Mike Carlile. "Nadie nos escribió un libro que nos diga cómo hacer esto. Sólo estamos tratando de lidiar con esto de la mejor manera que sabemos y eso es salir y mantenernos honrando a Kaiser en el campo".

Mike Carlile dijo que los padres de Kaiser querían que los Bee Jays siguieran jugando - y ganando - en el National Baseball Congress World Series. La victoria del domingo avanzó al equipo a las semifinales.

[Tema relacionado: Trump deportaría a todos y que los “buenos” retornen]

Cuando los padres se reunieron con los jugadores después de la victoria de la noche del domingo, todo el mundo se quedó con lágrimas en sus ojos mientras uno por uno los jugadores del equipo se abrazaron mutuamente.

"Se trata de un desafortunado accidente y lo único que podemos hacer es ser fuerte por la familia", dijo Anderson. "Eso es todo lo que querían que hiciéramos, salir y jugar un buen juego de béisbol y eso es lo que hicimos".

En otro tema de interés: No creerás lo que hizo este indocumentado. Mira los detalles aquí o presiona sobre la foto.